Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Lo de Llanes no pasa en ningún sitio”, dicen los constructores del plan urbano

El colectivo que agrupa al sector en el Oriente lamenta el varapalo de la CUOTA al documento y recuerda que advirtió al gobierno de que pasaría

Una cartera cruza la calle en el inicio de la travesía semipeatonal de Llanes.

Una cartera cruza la calle en el inicio de la travesía semipeatonal de Llanes.

La Asociación de Constructores de la Comarca del Oriente de Asturias (Asecoa), que preside Carlos Pedrayes, lamentó ayer el nuevo varapalo al Plan General de Ordenación (PGO) llanisco. La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA) considera que el Consistorio, con carácter previo al desarrollo del documento, debería haber publicado el denominado catálogo urbanístico, que refiere los bienes a conservar o que deben ser objeto de algún tipo de protección. Al no haberlo hecho, ahora se le ordena que proceda a “la retroacción” del planeamiento “al momento de la aprobación inicial”, esto es, mayo de 2019.

Los constructores entienden que el gobierno de Llanes no avanza en su plan de ordenación porque “no hizo caso a nadie cuando advertimos que el documento de aprobación inicial debería exponerse al público, acompañado del catálogo urbanístico”. Ahora nos encontramos con que se ha perdido un año y medio de tramitación, que habrá que volver al punto de partida y que el sector cada vez está más perjudicado”, añaden.

A efectos prácticos, lamenta Pedrayes, “en el cuatripartito están luchando ellos solos contra todo, no se sabe muy bien por qué”. “Nosotros también tenemos técnicos y le trasladamos al ayuntamiento su postura, que es la misma que ahora ha venido a defender la CUOTA en un informe muy claro donde advierte de que no será sólo una nueva información pública, sino que también deben solicitarse de nuevo los informes sectoriales para que así los diferentes organismos puedan pronunciarse respecto al planeamiento en su conjunto, plan general y catálogo”, explica.

Los constructores, afectados de forma directa por la situación, están “preocupados” porque esta nueva zancadilla entorpece aún más el futuro del sector. “Al carecer de un planeamiento tenemos que esperar por las licencias entre un año, año y medio y dos años, y esto no es de recibo, no pasa en ningún lugar de España”, critica Pedrayes. El bloqueo por carecer de una norma condiciona el ritmo de trabajo y las posibilidades de que el sector cree empleo. “Podríamos estar construyendo anualmente mucho más y, por tanto, dando trabajo a muchas más personas. Llanes vive del turismo y de la construcción, es algo repetitivo, pero es la verdad”, indica. Ahora, la crisis sanitaria ha venido a reafirmar esos términos, “y la demanda es mayor”.

Por su parte, la edil de Urbanismo, Marián García de la Llana, asegura que ya están “estudiando la manera de ejecutar el acuerdo de CUOTA de la forma más correcta y que afecte lo mínimo a los plazos previstos”. La concejala defiende que “el trabajo está hecho y se trata de encajarlo según las directrices que se exigen”. Por el momento, “la aprobación está avalada por los informes jurídicos de la anterior dirección del plan, donde aseguraban la legalidad del mismo”

La edil explica, no obstante, que “el equipo redactor siempre nos manifestó que el catálogo debería salir adelante en la aprobación provisional y se mantiene en su criterio diferente al de la CUOTA”.

Peñamellera Baja iniciará un plan de control para evitar obras ilegales

El gobierno local de Peñamellera Baja iniciará “un control de obras” en el municipio tras haber detectado que “se vienen realizando sin licencia o que las que se ejecutan no corresponden con lo previsto en el permiso concedido” por el Consistorio. El alcalde, José Manuel Fernández, emitió ayer un bando mediante el que recuerda al vecindario “que la legalización de las obras, en caso de que sean legalizables, conlleva la apertura de un expediente sancionador, además del recargo del 20 por ciento en la tasa que se liquida según las ordenanzas municipales”. Igualmente, indica el regidor, “en obras que se ejecuten sin licencia son responsables no sólo el promotor, sino también el constructor y el técnico de la obra”. En el bando, no obstante, el alcalde agradece “la colaboración ciudadana en el control de las obras sin licencia” municipal, pero advierte de que, aun así, “en los próximos días se procederá a realizar inspecciones por todo el concejo” de Peñamellera Baja.

La situación

El texto. En mayo de 2019, el gobierno local aprobó de forma provisional el Plan General de Ordenación Urbana. Lo hizo sin sumar al proceso un catálogo urbanístico, desoyendo las voces de la oposición y los constructores.

CUOTA. Tras año y medio de tramitación, superadas las alegaciones y exposiciones públicas pertinentes, el organismo autonómico dice que el proceso ha de comenzar de nuevo: añadir a la aprobación inicial el catálogo urbanístico con los bienes a proteger o conservar.

Compartir el artículo

stats