Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sube la violencia de género en la comarca: 66 casos desde febrero

La pandemia ha incrementado el número de peticiones de ayuda en el centro asesor, que atendió a 146 mujeres hasta octubre

Un total de 146 mujeres acudieron este año -desde el 7 de febrero que comenzó a prestarse el servicio hasta el pasado mes de octubre- a pedir ayuda al Centro Asesor de la Mujer ubicado en Llanes. Y la cifra ha aumentado con respecto al año pasado. De ellas, 66

Mañana, 25 de noviembre, el mundo celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género y las trabajadoras de este organismo en Llanes han querido abundar en que esta lacra no entiende de edad ni de estatus. Gemma Fernández (abogada) y Sheila García (piscóloga) lamentan que los datos sean “superiores” a los de otros años y reconocen que el confinamiento “se notó especialmente en la subida” de la necesidad de la búsqueda de ayuda.

Fernández y García son el alma del centro que desempeña sus funciones en los municipios de Cabrales, Caravia, Ribadedeva, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja, Ribadesella y Llanes. En el departamento de la abogada hubo 335 consultas de mujeres de la zona y en el de la psicóloga 301.

La zona rural, dicen, sigue siendo el lugar donde más obstáculos hay aun que superar. “No es lo mismo una mujer de un pueblo de Cabrales que una de Llanes o Ribadesella”, asumen. No se trata de un tema educativo, sino social.

Miedo

“Cuando una vecina necesita ayuda tiene miedo a que sepan que ha acudido al centro asesor, incluso a que la haya podido ver entrar un vecino”, lamenta Fernández. Al margen de esto, “realmente no existe un perfil concreto” ni de mujer maltratada ni de maltratador.

Según explica Fernández, “tenemos controladores aéreos, ingenieros y hombres sin ningún título” como agresores. Y “profesoras de instituto, guardias civiles, mujeres sin estudios...” como agredidas, indica la letrada. El nexo que puede existir en ellas es “que se trata de mujeres con baja autoestima, vulnerables y, a veces, muy dependientes” de su pareja. Todo junto, acaba en maltrato y, muchas veces, en la falta de denuncia “por miedo” al qué dirán o al qué les harán.

En algo sí se ha avanzado, abunda la abogada. “Los dos últimos casos han sido denunciados por vecinos. Parece que la violencia de género está dejando de ser un tema privado y se empiezan a implicar aquellos que son conocedores del maltrato”, celebra. En estos meses se han emitido y están en seguimiento 39 órdenes de protección, aunque tres mujeres más han renunciado a ellas.

Según los datos del balance, la mayoría de mujeres, 45, son españolas, y el resto proceden de otros países. En cuanto al estado civil de las víctimas, en 21 casos acuden en relación a sus ex parejas, 19 a sus parejas y en otros 13 se trata de sus cónyuges. Hay también casos que afectan a excónyuges, novios o exnovios. Entre las mujeres, 9 de ellas conviven con el agresor y 57 no lo hacen.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats