Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a Hermógenes Foyo, el pongueto que marcó la política forestal asturiana

Vecino de Beleño, fallecido a los 100 años, fue decisivo en la explotación de Muniellos y Peloño

Hermógenes Foyo, asomado al balcón de su casa en San Juan de Beleño, en una imagen de archivo. | Juan Plaza

Hermógenes Foyo, asomado al balcón de su casa en San Juan de Beleño, en una imagen de archivo. | Juan Plaza

La tristeza inunda el concejo de Ponga, y especialmente San Juan de Beleño, tras el fallecimiento a los cien años de uno de sus más entrañables vecinos, Hermógenes Foyo Pantaleón. El pongueto fue reconocido como un adelantado a su época en materia forestal, y fue determinante en los estudios para la administración de dos de los bosques más famosos de Asturias, el de Muniellos, en el Occidente, y el de Peloño, en su concejo natal.

Los que conocieron a Foyo destacan que se trataba de una persona muy rigurosa que realizó un gran trabajo en todos sus destinos, tanto en Asturias como en Lugo y en Jerez de los Caballeros (Extremadura), entre otros. Se jubiló a primeros de los década de los 80 del siglo pasado como jefe de sección de la Consejería de Agricultura, en ese momento bajo el mando de Jesús Arango. Hermógenes Foyo formó parte de la lista del PSOE de Ponga en las elecciones municipales de 1999, aunque no llegó a salir elegido concejal (iba en el puesto número cinco).

Uno de sus amigos íntimos, el exalcalde oniense José Antonio González, se refiere a él como “el gran ilustrado del concejo de Ponga”.

Compartir el artículo

stats