El viernes se inició una nueva campaña de desbroce y limpieza de la carretera PR-5, entre el barrio de El Puente Romano y las inmediaciones del núcleo rural de San Juan de Parres. Se trata de una actuación que había sido reclamada de forma reiterada por los vecinos de esa zona del concejo parragués dado que las anteriores ejecuciones, realizadas durante la temporada veraniega, levantaron bastante polémica entre los usuarios de esa vía de ámbito autonómico. Los residentes se quejaron del deficiente estado en el que, quizás debido a las prisas o al escaso presupuesto, quedó buena parte de esa transitada y angosta carretera que une El Puente con la localidad de Ozanes, en el concejo de Parres, informa J. M. CARBAJAL.