El Principado ha adjudicado en una cantidad cercana al medio millón de euros el proyecto de construcción de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Vega, en Ribadesella. En concreto, se invertirán 495.115 euros, de los que 25.000 están incluidos en este ejercicio y los 470.115 restantes están reservados en el de 2021.

El plazo de ejecución de la obra es de 7 meses, y con la nueva infraestructura se pretende atajar los vertidos al arroyo que desemboca en la playa de Vega, una de las más concurridas del litoral riosellano. Un problema ambiental que provoca numerosas quejas tanto entre los vecinos como en los visitantes. El saneamiento es una de las grandes carencias de la comarca oriental, que se pone de manifiesto sobre todo en verano, cuando la población se multiplica con la llegada de los turistas.

Torre y Barredo

La estación constará de un aliviadero-bombeo de aguas brutas. El proyecto incluye, entre otras actuaciones, la ejecución de un colector a la entrada de la estación de tratamiento, conectado con la red de saneamiento existente. Para recoger los vertidos que se realizan en la zona de la playa, se proyecta un bombeo que enlazará con el colector de entrada.

La previsión es que en un futuro sean tratados también en esta estación los vertidos de las localidades de Torre y Barredo, así como los del camping de Vega.