Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabra “al llombu” durante tres kilómetros en Llanes por los ataques del lobo

El pastor David Sordo transportó al animal herido para tratar de salvarlo: “Cada vez que subes llevas un disgusto”

Un selfi de David Sordo transportando la cabra herida. | Rep. E. R. S.

Un selfi de David Sordo transportando la cabra herida. | Rep. E. R. S.

Los pastores de Llanes están acostumbrados a realizar mil y un sacrificios por su cabaña, pero las incursiones del lobo les están llevando a situaciones insólitas. La última de ellas la protagonizó David Sordo, que transportó al hombro una cabra herida durante casi tres kilómetros para poder auxiliarla. “Ya

Sordo, de 32 años, reside en Santa Eulalia de Carranzo, aunque mamó la pasión por la ganadería en La Galguera, viendo trabajar a su abuelo. El sector primario no es su principal ocupación, lo tiene como complemento de otras actividades como la hostelería, aunque entre la temporada baja y la pandemia no quedan en ella muchas opciones.

La aventura del pastor tuvo lugar el sábado. “Hacía tiempo que no sabía de las cabras, así que subí a verlas a una zona encima de Purón que se llama La Cabaña del Oso. De la que fui no vi nada, estaban dispersas, y entonces sentí moverse algo entre los arbustos: allí estaba el lobu. A cincuenta metros de donde lo vi sentí un campanu y vi a la cabra en el suelo con una dentellada a la altura del cuello. No estaban todas, faltaba alguna más, que todavía no encontramos”.

Al comprobar la situación, Sordo no se lo pensó dos veces, “cogí a la cabra y la tuve que transportar al llombu”. Pero ha decidido que esto se tiene que acabar. “En cuanto baje las voy a vender, dejaré la yegua o las vacas e igual dos o tres cabras, o ninguna... cada vez que subes arriba llevas un disgusto, y estamos todos igual”, apunta, decidido, el ganadero llanisco. David señala que en el área de La Borbolla “somos una pila de ellos” los que tienen ganado, pero matiza que “estamos en peligro de extinción, muchos salen a trabajar fuera porque así no se puede estar”. Otro ejemplo del hartazgo del sector primario por los constantes daños del lobo a sus reses.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats