Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra abierta en Llanes por los derechos históricos por el uso de los pastos comunales

Dos ganaderos reivindican su derecho a seguir utilizando fincas en Garaña, mientras los vecinos reclaman los terrenos “para los residentes”

Daniel Elola, con uno de sus animales, en los pastizales de Garaña. | E. S. R.

Daniel Elola, con uno de sus animales, en los pastizales de Garaña. | E. S. R.

Lo derechos históricos sobre los terrenos comunales están generando estos días un gran debate en varias poblaciones del concejo de Llanes. De un lado, están quienes han explotado y mantenido las tierras durante los últimos años con su ganado. De otro, los vecinos que ahora quieren utilizarlos también para darle

Daniel Elola, de La Pesa de Pría, y Ricardo del Campo, de Llames de Pría, llevan años con su ganado en parte de los comunales del pueblo de Garaña, son los ganaderos más jóvenes de la zona y también los de menor edad que utilizan los terrenos de la localidad, en la que no viven. Allí hicieron lo mismo sus abuelos primero, sus padres luego y ahora ellos.

Elola tiene dos explotaciones de vacuno y Del Campo quiere iniciarse en la ganadería. Cada uno lleva parte de los terrenos comunales casi por tradición familiar. En la zona aún queda parte por explotar para quien así lo requiera. Pero ahora, denuncian que los quieren “echar para que el alcalde de Garaña, Juan Carlos González, seque ocle porque no tiene fincas donde hacerlo”, denuncia Elola.

González niega que eso sea así porque el caso no atiende, a su juicio, a cuestiones personales. El representante vecinal asume que en el pueblo se celebró un concejo público después de hablar con el Ayuntamiento. “Nuestra idea es que Garaña recupere sus comunales, limpiarlos y ponerlos a disposición de todos los vecinos para que cada cual haga allí lo que estime conveniente, siguiendo unas normas. Quien quiera sembrar, que siembre, quien quiera hacer una huerta para consumo propio, que la haga… Una vez repartidos entre los vecinos, los terrenos sobrantes podrían quedar a disposición de los ganaderos de otras localidades que lo soliciten. Primero de los del pueblo, y luego de los de fuera”, subraya el alcalde pedáneo.

La versión de Elola y Del Campo es diferente: “Un día llegaron y nos presentaron una carta firmada por el concejal de Agroganadería, Xuan Valladares, diciéndonos que por derecho histórico los comunales son de los pueblos y estos de los vecinos, pero en esa carta nadie nos dice que tenemos que irnos”, subraya Elola. Por su parte, “el Alcalde ahora nos presenta una carta con cinco firmas, de los 40 vecinos que hay en Garaña, exigiéndonos dejar los terrenos el día 1 de enero, pero nos consta que la mayor parte del pueblo no sabe de qué va el tema y es injusto que después de tanto tiempo suceda esto y suceda así”, lamenta Elola. “Nosotros no vamos a negarnos a irnos de aquí si así lo estima la justicia o quien deba hacerlo, pero lo que no es de recibo es que alguien utilice su cargo, en este caso el alcalde pedáneo, para obligar a unos y otros a hacer lo que él considere”, afea.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats