Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado iniciará a final de año la obra del muelle abierto del puerto de Ribadesella

El Ejecutivo anuncia que acometerá el dragado en este ejercicio y que incluirá en el Presupuesto de 2022 la rehabilitación del edificio de la lonja

Por la izquierda, Manuel Buenaga, Esther Díaz, Francisco González y Juan Suárez, ayer, junto a los cubos que recogen goteras en la lonja. | E. S. R.

Por la izquierda, Manuel Buenaga, Esther Díaz, Francisco González y Juan Suárez, ayer, junto a los cubos que recogen goteras en la lonja. | E. S. R.

El Gobierno del Principado de Asturias atenderá al fin las demandas de los pescadores de Ribadesella e invertirá “cerca de un millón de euros” durante este año en el dragado del puerto, la reforma integral del muelle abierto y el proyecto para rehabilitar el edificio de la lonja, un inmueble protegido por Patrimonio.

El patrón mayor de la Cofradía Virgen de Guía, Manuel Buenaga, recordaba ayer que entre las pretensiones de los pescadores estaba que la directora general de Infraestructuras Viarias y Portuarias, Esther Fernández, “viniera a conocer su instalación”. “Porque es suya, nosotros sólo la usamos y queríamos mostrarle cómo estaba y las necesidades que teníamos, con goteras, humedades, un suelo roto... Ribadesella tiene una gran capacidad, como ya la tuvo hace años, sólo necesitamos limpieza”, subrayó el marinero.

Y en esas están ya desde el Gobierno autonómico. Esther Fernández, que acudió a Ribadesella junto al director general de Pesca Marítima, Francisco González, adelantó que las deficiencias de la lonja estarán solucionadas en 2022. Este año el Principado destinará una partida a un “proyecto constructivo de rehabilitación integral” del edificio de la lonja, como paso previo a unas obras que deben cumplir los parámetros de Patrimonio, lo que “hará que la tramitación se dilate más”. Tampoco hay fecha para el dragado del puerto pesquero, aunque la idea es hacerlo tras el verano, “cuando las condiciones del mar lo permitan”.

Inversión

Para el puerto deportivo no se contempla siquiera partida presupuestaria, aunque tanto los usuarios como el club náutico llevan años solicitándolo. Por el momento, “este año, se invertirán 330.000 euros en dragar 16.000 metros cúbicos de sedimentos de la zona del muelle pesquero para mejorar la seguridad del sector”.

El mayor montante autonómico, aunque tendrá un desarrollo bianual, será para el muelle abierto, con 604.400 euros. “Haremos una reparación de la estructura antigua, que tiene problemas de durabilidad. Actuaremos en toda la zona, desde la reparación de los pilares hasta las vigas principales y secundarias, así como la losa superior”, abundó Esther Fernández.

En cuanto al puerto de Llanes, avanzó que los técnicos “están analizando cuál es la problemática exacta” que deja a los pescadores sin luz cada día de lluvia o temporal. “Sabemos que hay cortocircuitos, pero aún no cuál será el proyecto a desarrollar”, zanjó.

Pesca traslada al sector del ocle los criterios para los permisos de extracción

La gestión para decidir dónde y cómo se puede extraer ocle se apoya únicamente en datos técnicos que un equipo de biólogos desarrolla en el Centro de Experimentación Pesquera. Al menos así lo defiende el director general de Pesca Marítima, Francisco González, que ayer se reunió con los recolectores de ocle de arranque y arribazón para trasladar en qué se basan los permisos para iniciar cada año la extracción.

“Los datos deben ser transparentes y por eso por primera vez los mostramos, para que vean cómo se gestionan las campañas”, explicó el director general.

González convocó la reunión con los dos sectores para evidenciar que la lucha entre unos y otros no está justificada. “No ha habido ocle en ningún sitio, son ciclos”, zanjó el director general. Y ahondando en el tema, les explicó que existe, desde hace años, “un control realizado durante la campaña del ocle con geolocalizadores para saber qué corrientes hay, dónde se arrancó o qué se explotó y todo el trabajo necesario para explorar los campos de ocle”. Durante el invierno el estudio continuará y se volverá a celebrar una reunión antes que dé inicio la próxima campaña. “Los datos nos dirán si es necesario un cambio de gestión, si se deben vedar algunas zonas o qué rumbo hay que tomar”, concluyó el director general de Pesca Marítima.

Compartir el artículo

stats