Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armas, edil de obras de Llanes: “El PSOE tuvo cuatro millones para renovar la traída de Posada y no lo hizo”

El concejal denuncia que los socialistas gastaron el dinero “en otras obras, que no siempre estuvieron fiscalizadas”

Juan Carlos Armas, en su despacho.

Juan Carlos Armas, en su despacho. E. S. R.

La vieja macrotraída que abastece de agua a la parroquia de Posada de Llanes, que se estropea con frecuencia y deja sin servicio a los vecinos, debería haberse renovado hace doce años. Ya entonces existía una necesidad de renovar las tuberías y ya entonces hubo dinero para hacerlo. Pero no se hizo.

El concejal de Obras del Ayuntamiento de Llanes, Juan Carlos Armas, recuerda que en el año 2009 la Corporación, presidida por la socialista Dolores Álvarez Campillo, renovó la gestión del servicio de suministro de agua en el concejo a la empresa Aquagest por 25 años. “Para llevar a cabo la renovación de aquel contrato, que ni tan siquiera había llegado a su fin, Aguagest aportó al Ayuntamiento cuatro millones de euros y una lista de 35 obras a ejecutar con cargo a la cantidad que aportaba para forzar la renovación”, subraya.

Los trabajos estaban listados en un orden de prioridades, siguiendo parámetros técnicos y de necesidad. El tercer trabajo a ejecutar que la empresa proponía al Ayuntamiento era, precisamente, la renovación del tramo de Caldueñín a Santo Toribio, donde se encuentra el depósito que surte a Posada y su entorno. Sin embargo, “aquello nunca se ejecutó” y los cuatro millones se destinaron “a hacer otras obras, que no siempre estuvieron fiscalizadas”.

Del montante total destaca Armas tres proyectos: la construcción de las aceras de la carretera que une Posada con La Robellada, la remodelación de Las Marismas desde el puente de la villa, y la renovación de la plaza Laverde Ruiz de Nueva, “donde se invirtieron 80.000 euros en tuberías y 400.000 en colocar la piedra, porque el denominador común de estas obras, para las que se usaron 1,2 millones de euros, es la piedra”, abunda el edil, en velada referencia a los negocios (una cantera) que tuvo un familiar de la anterior alcaldesa.

Sale así al paso de las críticas que su Gobierno está recibiendo por los frecuentes cortes de agua que sufre la parroquia de Posada. “Estas obras tenían que haberse hecho hace doce años porque había dinero para hacerlo y porque el Gobierno, en el que estaba el actual portavoz del PSOE, José Herrero, conocía de sobra la necesidad”. Herrero se encontraba entre los nueve concejales que el 4 de noviembre de 2009 aprobaron “renovar el contrato de Aquagest y, con él, renovar la traída de Posada”, matiza. A la llegada al Gobierno del actual equipo “ya no había dinero”, lamenta. Ahora “hemos hecho un proyecto de 140.000 euros para sustituir parte de las tuberías, donde más averías se producen”. El documento ha entrado en fase de licitación y se adjudicará “en un mes y medio”.

Lleva más de un año intentando solucionar este problema, pero “desarrollar un proyecto tan complejo lleva su tiempo y necesitamos la financiación del Principado, porque el dinero que había se lo gastaron en otra cosa. Hemos diseñado un trazado que debe mejorar el actual, hemos salvado la conducción que actualmente está bajo el río, intentamos modificar lo necesario y ya contamos con las autorizaciones de la Confederación y la Demarcación de Carreteras, pero aún queda camino”, apunta.

Compartir el artículo

stats