Las obras de renovación de la macrotraída de Posada de Llanes no se hicieron en 2009 pese a haber financiación para ello porque “había una lista y de allí se eligieron las obras que en aquel momento se consideraron más urgentes”. El portavoz del PSOE, José Herrero, afea que el actual concejal de Obras, el popular Juan Carlos Armas, haya recordado que hace doce años el Ayuntamiento, gestionado por los socialistas entonces, contó con 4 millones de euros aportados por la empresa Aquagest y la recomendación de arreglar las tuberías del agua de Posada, ya entonces deterioradas.

“Llevan cinco años y medio en el gobierno y tampoco han hecho nada. La traída rompe cada poco y si asumen que era grave de aquella, mucho mas lo será ahora, por eso la mejora de la traída debe ser una prioridad”, evidencia Herrero. A su juicio, “es lamentable que Armas siga siendo el responsable de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Llanes cuando todo el concejo muestra un preocupante estado de declive, fruto del abandono y la falta de planificación de su concejalía”, censura el socialista.

Por eso, Herrero aconseja a Armas que “deje mirar por el retrovisor, se ponga a trabajar para solucionar las necesidades de los llaniscos, por lo que cobra un suculento sueldo todos los meses (3.621 euros brutos) y si, como presumen constantemente, tienen tanto dinero ahorrado, dispongan una partida suficiente en el presupuesto de 2021 para afrontar la totalidad de la obra a la mayor brevedad posible”, aconseja.

Porque a su parecer, “el anuncio de que van a destinar 140.000 euros a mejorar un tramo de la traída de Posada –la que más problemas presenta en la actualidad por ser donde se concentran el mayor número de averías– es un insulto a los vecinos de toda la zona”, zanja el portavoz del grupo municipal socialista llanisco.