Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exigen abrir el acceso a los Lagos para madurar queso en las cuevas

“Llevamos veinticinco días sin poder subir, nunca antes nos había pasado esto”, denuncia la quesera canguesa Gabriela Valle

José Luis Alonso, en la cueva de Gumartini, situada en las inmediaciones del lago Enol, en una imagen tomada el pasado mes de octubre.

José Luis Alonso, en la cueva de Gumartini, situada en las inmediaciones del lago Enol, en una imagen tomada el pasado mes de octubre.

Elaboradores de queso de Gamonéu se sienten molestos por la tardanza en abrir la carretera a los lagos de Covadonga, la CO-4, pues ahora mismo no pueden llevar sus piezas de queso a madurar a las cuevas de esa vertiente canguesa del parque nacional de los Picos de Europa. “Llevamos trece años subiendo a la cueva y nunca antes nos pasó esto. Aparte, estamos en plena producción, tenemos las cámaras llenas y necesidad de meter el queso en la cueva”, explicó Graciela Valle Fernández, titular de la quesería L’Arbeyal.

El temporal de nieve y hielo causó estragos en buena parte de la comarca suroriental, aunque en las últimas fechas algunos vecinos cangueses se han animado a disfrutar de la nieve en los parajes de Enol y La Ercina. “Está muy bien el turismo, pero también los que tenemos que seguir trabajando y estamos sin poder acceder a las cuevas desde la nevada. Tenemos pedidos y no nos limpian el acceso, pues dicen que es una carretera secundaria. Es muy triste”, lamentó la quesera canguesa.

Algunos afectados, sobremanera quienes tienen sus cuevas de maduración en la zona de Teón, ya se dirigieron al Ayuntamiento de Cangas de Onís para exponer la atípica situación que están viviendo, aunque las competencias en conservación y mantenimiento de la carretera CO-4 (Covadonga-Los Lagos) corresponden al Principado de Asturias. “Es que la solución ahora es que cada vez que nieve hay que esperar que deshiele para poder subir”, señaló con cierta resignación Valle.

Los artesanos elaboradores del afamado gamonéu entienden las prioridades en lo concerniente a despejar de nieve y hielo las carreteras del Principado. “Que lo primero sean los pueblos es lógico, pero yo creo que lo de abrir la carretera a los Lagos ya lo podían haber hecho, y ya son veinticinco días sin poder ir a la cueva”, se queja Valle, mientras sigue a la espera de que sean atendidas las reivindicaciones. “Todos tenemos derecho a trabajar”, sentenció.

Compartir el artículo

stats