Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CUOTA admite que permitió durante siete años construcciones irregulares en Llanes

La agrupación AVALL acudirá a los tribunales al considerar que la Comisión de Urbanismo perseguía “salvar ‘las maletas’ de los especuladores”

Una imagen de Llanes.

Una imagen de Llanes.

La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) propició y aplicó en el concejo de Llanes, durante siete años, criterios urbanísticos contrarios al ordenamiento jurídico vigente. Permitió indebidamente construir fuera de los núcleos rurales. Lo ha reconocido la propia comisión ejecutiva de la CUOTA, y ahora los dirigentes de la Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL) están dispuestos a acudir a los tribunales para exigir responsabilidades.

La CUOTA admitió el pasado 30 de septiembre que se equivocó en 2013, al interpretar lo que había de considerarse núcleo rural en el concejo llanisco, que permanecía –y permanece– sin planeamiento municipal tras haber anulado los jueces todos los aprobados anteriormente. La CUOTA reconoció en septiembre que la interpretación de la legalidad autonómica y estatal que realizó en 2013 “se ha de considerar como errónea”, y en consecuencia modificó su parecer.

Aquella interpretación errónea de la CUOTA permitió que se levantaran en Llanes construcciones que no estaban amparadas por la legislación vigente, algunas de las cuales acabaron en los tribunales. Y AVALL exige explicaciones primero y depuración de responsabilidades después. “La situación de permanente inseguridad jurídica a la que llevaron las irresponsables políticas del PSOE en el Ayuntamiento de Llanes y en la CUOTA, no parece tener fin”, indica el colectivo vecinal, que califica de “fechoría” la actuación de la Comisión en varios pueblos llaniscos.

AVALL resume lo ocurrido en una frase: “La CUOTA, ha propiciado que desde el año 2013 hasta ahora se hayan venido concediendo licencias urbanísticas en el concejo de Llanes para la construcción de viviendas fuera del núcleo rural”, contra lo que exigen las normas urbanísticas regionales para el medio rural, que son las que rigen en el concejo. La agrupación vecinal sospecha que la CUOTA actuó “con la intención, no declarada pero si intuida, de que los desarrollos urbanísticos previstos en los planes anulados en los tribunales siguieran teniendo vigencia”.

Según AVALL, la CUOTA quebrantó la leyes estatales del suelo y la doctrina urbanística asturiana, a la vez que dispensaba a los terrenos del municipio de Llanes “un trato de clara y manifiesta discriminación con el resto de los concejos de Asturias. La agrupación aventura que la CUOTA actuó así, presuntamente, para “salvar ‘las maletas’ de los especuladores que en su día confiaron en los planes desarrollistas y llenos de irregularidades, que fueron anulados por los tribunales”.

Explica que el cambio de parecer de la CUOTA “ni llegó por iniciativa propia ni surge de la nada, sino que vino forzado” por varias circunstancias, como una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias y la solicitud de AVALL, al amparo de la Ley de Transparencia, el pasado mes de junio, de documentación sobre el acuerdo “erróneo” de 2013 y los informes previos técnico y jurídico que lo avalaron.

“No se nos facilitó la información solicitada, ni siquiera se contestó a la reclamación posterior", denuncia AVALL, que quiere dejar constancia que durante siete años la CUOTA, con su criterio interpretativo, “ha venido dando amparo legal a actuaciones edificatorias que ahora reconoce como ‘contrarias al ordenamiento jurídico’. Y en una huida hacia adelante, justifica que no se actúe ni se proceda a incoar procedimientos de revisión de dichas licencias, pretendiendo con ello, no tanto la alegada protección de la confianza legítima de los titulares de las licencias, sino escapar a la responsabilidad patrimonial que, conforme a lo establecido en las leyes vigentes, pudiera ser exigible a los titulares o miembros de la comisión ejecutiva de la CUOTA y a los funcionarios responsables del asesoramiento técnico y jurídico.

Compartir el artículo

stats