El PSOE de Llanes ha exigido “la retirada de las competencias en materia de Educación” a la concejala Marisa Elviro por su “manifiesta y reiterada incapacidad para gestionar los asuntos relacionados” con el área que gestiona. Igualmente, el Grupo municipal Socialista insta al Gobierno local “la inmediata apertura” del aula de bebés de la escuela infantil de Posada de Llanes para escolarizar a los tres pequeños a quienes sus padres habían preinscrito en 2020 para iniciar el curso actual en la guardería.

Marisa Elviro ha aclarado que a los bebés no se les adjudicó una plaza porque ninguno de ellos iba a ingresar en septiembre, con el inicio del curso escolar, y ha explicado que el aula se mantiene cerrada no por falta de fondos económicos para emplear a una monitora, sino porque “la Ley de Contratos del Sector Público impide contratar por más de seis meses y, no sólo eso, tampoco podemos contratar a dos personas al mismo tiempo por ese período”.

La directora de la escuela para niños de hasta tres años, donde se ubica el aula de bebés, está de baja y las funciones administrativas las ha asumido la directora de la escuela de Llanes, “pero hemos tenido que contratar, por seis meses, a una técnico para que desarrolle la función en la propia guardería con los niños. Eso nos impide legalmente contratar a otra persona que se haga cargo de los bebés”, ha explicado la titular de Educación.

Incumplimiento

Sin embargo, esas explicaciones no le sirven al PSOE, que acusa al Gobierno de “mentir deliberadamente a las familias” y recuerda que en Posada están funcionando “dos unidades cuando la capacidad máxima es de cuatro, y Llanes cuenta con la subvención correspondiente”. Esto, dicen, incumple el convenio de colaboración entre Ayuntamiento y Principado.

El Ayuntamiento aprobó en diciembre de 2019 un convenio con el Principado para la gestión de las escuelas para bebés y niños de hasta tres años del concejo, y en diciembre de 2020 un añadido en el que se contemplaban entre otros términos, cuatro unidades para la escuela de Posada y la aportación de 365.411 euros para “contratar al personal técnico educativo” necesario. Así que “al Ayuntamiento y a la concejala de Educación les corresponde buscar la solución adecuada para escolarizar a estos tres bebés y contratar al personal, y no escudarse siempre en otros para justificar su desinterés e incapacidad”, afea el PSOE.

Los socialistas llaniscos aseguran que al Gobierno local “no le gustan ni las escuelas infantiles ni el personal técnico que las atiende”. Como muestra, dicen, está la “falta de mantenimiento, ausencia de renovación del mobiliario, falta de material docente, personal insuficiente, bajas laborales que no se cubren, tasas que no se reducen de acuerdo a los criterios del Principado, reducción del horario de atención al alumnado, sanciones disciplinarias a algunas técnicas, intento de obligarlas a hacerse cargo del campamento de verano municipal son un claro ejemplo de todo ello durante estos años”.

El Grupo Socialista ha venido denunciando todas estas “anomalías” desde 2016 con escritos y preguntas en los plenos, “sin que hayan puesto solución”.