Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llanes implanta un sistema de gestión del agua que controla en tiempo real las averías

La herramienta permite vigilar a distancia el estado de la red y los depósitos para prevenir cortes y resolver incidencias en el suministro

Por la izquierda, Juan Carlos Armas, Susana Jódar, Enrique Riestra e Ignacio del Río, ayer, durante la presentación en Llanes. | E. S. R.

Por la izquierda, Juan Carlos Armas, Susana Jódar, Enrique Riestra e Ignacio del Río, ayer, durante la presentación en Llanes. | E. S. R.

De todas las averías que se registraron en el concejo de Llanes a lo largo de los dos últimos años los vecinos de la parroquia de Posada se quedaron sin servicio de agua sólo “el 5 por ciento de las veces” en el que hubo alguna anomalía. Y eso es posible porque la empresa Asturagua, encargada de gestionar el servicio, se adelantó a las consecuencias de las continuas incidencias que sufre la vetusta red de abastecimiento del municipio.

¿Y cómo lo hace? Controlando telemáticamente en tiempo real los contratiempos que se producen a través de un sistema que ha implantado y que “ha permitido monitorizar con una herramienta puntera la gestión digital de todas las instalaciones”. Durante los 24 meses que lleva activa, “se ha multiplicado notablemente la velocidad de respuesta y la capacidad para anticiparse a incidencias en la red, mejorando así la eficiencia para los usuarios”. Lo explicaron ayer el gerente de Asturagua en Asturias, Ignacio del Río, y la responsable de Asturagua de Llanes, Susana Jódar, que presentaron la aplicación que hace posible la evolución: se llama “Dinapsis Control Data Centre”. Lo hicieron en el Ayuntamiento llanisco, junto al alcalde, Enrique Riestra, y el edil de Medio Ambiente, Juan Carlos Armas. “Podemos anticiparnos a las averías, abrir y cerrar llaves, controlar los depósitos...”, describió el concejal. “El personal puede conocer en todo momento y desde cualquier lugar el estado de la red a través de ordenadores, teléfonos móviles o tabletas, pudiendo incluso manipular elementos físicos de la red a distancia, con un solo ‘clic’”, explicó Jódar.

Desde que Llanes implantara este sistema “se ha visto un cambio drástico en la gestión del servicio”, aseguró la técnico. Inicialmente, los operarios debían visitar a diario cada una de las instalaciones de la red para comprobar los niveles de agua de los depósitos, los caudales o los parámetros de calidad. “El Ayuntamiento y Asturagua han ido implantando nuevas tecnologías, de modo que los datos de los depósitos más relevantes del concejo podían consultarse, en tiempo real, desde un ordenador situado en las instalaciones de la empresa”. El paso siguiente fue implantar este sistema “que permite íntegramente el control y supervisión telemáticos y ha optimizado aún más la gestión”.

Ha sido una mejora, pero también “una mayor tranquilidad en la prestación del servicio, ya que resulta mucho más flexible la manipulación de los elementos de la red y el refuerzo del abastecimiento a través de otras fuentes de suministro en caso de necesidad”. “Tenemos que valorar el agua”, advirtió Del Río, y este sistema permite, entre otras cosas, “establecer los criterios de consumo”. Sólo falta, subrayó el alcalde, que el Principado “invierta en Llanes en materia medioambiental lo que ya hace en otros concejos”.

  • Gestión telemática. La empresa Asturagua y el Ayuntamiento de Llanes han implantado una herramienta que presentaron ayer, “Dinapsis Control Data Centre”, que permite tener información constante sobre el estado de las tuberías y los depósitos de agua del concejo.
  • Control. El personal de la empresa gestora del servicio puede abrir y cerrar llaves para dejar pasar o retener agua allá donde sea necesario. Revisan el porcentaje de llenado de los depósitos y según el volumen que registren pueden percibir si existe una avería que provoca la reducción o aumento del suministro en algunos puntos concretos.
  • Averías. Llevar un control de los depósitos y controlar su volumen de agua sirve para detectar averías en la red y poder acudir al lugar concreto donde se producen para evitar que los tanques acaben vaciándose por completo, como ha ocurrido en más de una ocasión en la parroquia de Posada.
  • Calidad. Ademas de controlar el sistema de agua en la red, la aplicación permite conocer cuál es el ph, el cloro o la turbidez del agua que llega a los domicilios.

Compartir el artículo

stats