Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana Santa en Covadonga: la Santina de negro, muy poca gente y el chorrón sin agua

“Es la peor Semana Santa de la historia”, aseveró un hostelero de Cangas de Onís, con su negocio cerrado

La Santina, con manto negro.

La Santina, con manto negro.

Covadonga, el corazón de Asturias, vivió un Viernes Santo con apenas visitantes en el principal centro de peregrinación de la comunidad autónoma, precisamente en una de las jornadas, años atrás, que solía batir récord de turistas y visitantes en buena parte del Oriente del Principado. Pero, la pandemia lo cambió todo en poco más de doce meses, confinamientos aparte, y aún resta algún tiempo, tras las ansiadas vacunas, para intentar retomar la normalidad. 

Escasa visitas a la Santa Cueva. J. M. Carbajal

Sin embargo, lo que despertó la atención de los escasos devotos que se acercaron a la santa cueva fue observar el manto negro de la Santina, patronato de todos los asturianos y asturianas, el cual lució en esa fecha con motivo de la muerte de Cristo. Otra ocasión en que lo luce es el 2 de noviembre, conmemorando los Fieles Difuntos. Aunque, con independencia del manto que lleve, la devoción a Nuestra Señora de Covadonga es infinita. 

La cascada seca bajo la Santa Cueva. J. M. Carbajal

Eso sí, una de las anécdotas del día estuvo protagonizado por el chorrrón de la cueva, sin agua, sin resurgencia pese a estas fechas primaverales, como si quisiera ser partícipe de la atípica Semana Santa que ese enclave del área de influencia de los Picos de Europa. Y es que, como señaló un hostelero de Cangas de Onís, con su negoció aun sin abrir sus puertas en este 2021, “es la peor Semana Santa de la historia”. No le faltaban razones y más viendo cómo estaban los distintos aparcamientos, sobre todo los de los Lagos de Covadonga, sin visitantes apenas tras el cierre de la carretera que comunica Covadonga con la zona más visitada del Parque Nacional. 

Compartir el artículo

stats