La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial ha adjudicado en 173.960 euros las obras que servirán reparar varios hundimientos observados en la carretera AS-260, que comunica Arriondas y Colunga, a su paso por el concejo de Parres. La empresa adjudicataria, Arposa 60, tiene ahora un plazo de cuatro meses para culminar los trabajos, que se iniciarán en las próximas semanas.

La plataforma de la carretera AS-260 se desestabilizó como consecuencia de los problemas detectados en el sistema de drenaje en tres puntos concretos (kilómetros 4,100, 7,085 y 7,500), y de las características geológicas y geomorfológicas del terreno. Este hecho provocó que la plataforma cediera y que se originaran varios terraplenes, con la consiguiente disminución de las condiciones de seguridad.

Para resolver esta situación, el Principado ha planeado ejecutar un muro de hormigón de sostenimiento cimentado sobre los carriles en cada una de las tres zonas afectadas por los hundimientos. Además, se mejorará el sistema de drenaje existente, se repondrá el firme, se pintarán nuevas marcas viales y se instalará una barrera de seguridad.

La carretera comarcal AS-260, de titularidad autonómica, tiene una longitud total de 21,20 kilómetros y une los principales núcleos de población de los concejos de Parres y Colunga. El acceso a la carretera por el Sur se realiza desde la travesía de Arriondas, en las inmediaciones de la cual confluyen la N-634 y la N-625.