Ribadesella podrá arreglar, al fin, la pista ganadera que conduce a Peme, en el entorno de Santianes. Costará “algo más de 200.000 euros” y la actuación se dividirá en tres anualidades. El compromiso se lo arrancó ayer el concejal de Medio Ambiente y Medio Rural del Ayuntamiento riosellano, Luis Fuentes, al director general de Infraestructuras Rurales y Montes, Fernando Prendes. “Este año se hormigonará un tramo con una partida de 75.000 euros. El resto se irá ejecutando con cargo al presupuesto autonómico en los dos próximos ejercicios”, avanzó el edil. “Es una actuación muy necesaria porque este camino da acceso a un conjunto de praderías con una carga ganadera muy importante, la mayor del concejo”, explicó el concejal, con lo que el tránsito de vehículos “hace necesaria una actuación en la zona”.

Además, los responsables municipales plantearon la posibilidad de construir este mismo año una balsa de agua en el alto de La Teyadera “didivida en dos zonas, un abrevadero para el ganado, que ahora no tiene, y una zona de carga para el helicóptero de los bomberos”. Costará 47.000 euros según el proyecto presentado al Gobierno autonómico.