Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ayudas de emergencia para repoblar la montaña de Covadonga tras el incendio de febrero

El Ministerio entiende la "situación estratégica paisajística" del enclave quemado, frente al Santuario, para agilizar la actuación que ya ha iniciado Tragsa

10

Vista de Covadonga tras la quema de parte del monte Priena

El Consejo de Ministros ha dado de paso hoy una actuación de emergencia para repoblar 100 hectáreas de la Montaña de Covadonga, en concreto las que resultaron afectadas por el incendio forestal del pasado mes de febrero. El incendio se cebó en el paraje conocido como “Andorellu” perteneciente al monte de utilidad pública Montaña de Covadonga, dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa, y para la restauración de la zona se van a destinar 150.000 euros aprobados por la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del Ministerio para la Transición Ecológica. Será una inversión en actuaciones forestales para repoblar la zona afectada con especies autóctonas.

El incendio ocurrió el 15 de febrero y se dio por controlado un día después, afectando, dentro de la superficie del Parque, a un total de 100,50 hectáreas. El Principado de Asturias concluyó la evaluación de los daños el 8 de marzo e identificó las principales actuaciones que se deberían realizar para minimizar los riesgos inmediatos y posibilitar la restauración integral de la zona en fases posteriores.

Imagen de la Montaña de Covadonga ennegrecida tras la quema- Ministerio para la Transición Ecológica

De las 100,50 ha afectadas por este incendio, 49,36 corresponden a una zona ya restaurada entre los años 2005 y 2007 en la ladera de Priena y Cuesta Ginés restauración que consistió en la erradicación de especies alóctonas, roza de matorral existente y repoblación con especies autóctonas. Posteriormente, tras un incendio forestal en 2014, que afectó parte de esta zona restaurada, se realizaron nuevos trabajos de plantación. Los efectos de este último incendio forestal han supuesto la pérdida completa de la cobertura vegetal en toda la zona restaurada desde 2005.

La aprobación de la intervención por parte del Consejo de Ministros atiende "la necesidad de actuar para evitar la pérdida del valor ecológico y económico del sistema forestal, los procesos de erosión y los impactos en el ecosistema, y la situación estratégica paisajística en que se encuentra el monte, frente al Santuario de Covadonga, una de las principales entradas a un Parque Nacional que visitan más de un millón y medio de personas al año". Previamente la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación había declarado la zona afectada por el incendio de actuación inmediata y la emergencia de las actuaciones hidrológico-forestales consistentes en la repoblación con especies autóctonas. Los trabajos, encomendados a la empresa semipública TRAGSA, empezaron pasado el 5 de abril.

Compartir el artículo

stats