El portavoz del PP de Colunga, Justino Pérez Argüelles, denunciará a los responsables de un presunto delito de prevaricación urbanística por el pago de 365.000 euros de las arcas municipales a los propietarios del edificio de Muebles Pacoli como indemnización extrajudicial por su derribo por orden judicial. Lo hará en cuanto se publique en el “Boletín Oficial del Principado de Asturias” (BOPA) la modificación presupuestaria que posibilitará el pago.

“Las presiones a varios miembros de la Corporación fueron potentes y a la Alcaldesa insoportables”, indicó Pérez, que indicó que ahora “lo que toca es cumplir el acuerdo extrajudicial firmado o exponerse a una ejecución de sentencia” (los tribunales condenado al Ayuntamiento a indemnizar a la familia Pacoli). Pérez aprovechó para calificar de “bochornoso” el estado urbanístico de la unidad de actuación en la que se encuentra la nave actual de Pacoli, lo que obligará al Ayuntamiento a realizar un fuerte desembolso económico.