“Manda Venancia” es el nombre de la asociación recién creada en Cabrales, concretamente en Carreña, y que tiene por objetivo fomentar el emprendimiento rural a través de nuevos modos de hacerlo. “Queremos impulsar un modelo de emprendimiento innovador y de alto valor tecnológico, que ofrezca soluciones y alternativas distintas, relevante para la vida de las personas, capaz de transformar el territorio y de crear nuevas formas de riqueza“, ha explicado su promotora, la leonesa Noemí Barrientos.

El colectivo tendrá dos actividades principales. Por un lado, la formación a través de talleres, charlas, y eventos sobre tendencias relacionadas con el emprendimiento el territorio como Economía Circular, permacultura, biomateriales, industria 4.0, comunidades energéticas, internet de las cosas, etcétera. Y, por otro, estará el espacio “Manda Venancia”, abierto a emprendedores locales y de otros territorios, que quieran diseñar juntos proyectos “de calado en el sector agrícola, ganadero y forestal, energético, industrial y de infraestructuras”. “Nuestro activo principal es que todo el equipo de Manda Venancia somos emprendedores, y tenemos la experiencia de emprender; por eso buscamos a otros emprendedores que quieran instalarse en Cabrales, y emprender con nosotros proyectos con impacto en el territorio asturiano“, señala Barrientos.

La primera de las iniciativas de la asociaciación, que ya ha celebrado un primer encuentro entre los vecinos, será la proyección este domingo, 25 de abril, del documental “Los últimos de la Mejana, rebeldía y esperanza“, con la presencia en Carreña de Cabrales, de su director Patxi Uritz.

Documental

“El documental, nominado a seis candidaturas en la pasada edición de los Goya, pretende visibilizar el trabajo de los hortelanos y su labor artesanal, así como la importancia de fomentar el consumo de productos en origen”, señalan los promotores. Tras la proyección, se abrirá un debate con emprendedores locales sobre “cómo innovar en el sector de la agricultura en Asturias, y cómo crear una cultura de la alimentación más conectada a la tierra”.

En la mesa participarán la emprendedora asturiana Cristina Secades, agricultora y productora de mini kiwi ecológico (Kiwin), y el emprendedor Gabriel Gutiérrez (El Zángano), productor de fresas mediante la técnica de la semihidroponía (cultivos hidropónicos).

El colectivo ha recuperado el espacio de un antiguo establecimiento de la localidad como punto de encuentro. Se trata del de la antaño Confitería Casa Ramón, que será “un espacio de emprendimiento y de formación para los emprendedores y personas del territorio que quieran poner en marcha su propia iniciativa”, concluyen los responsables de “Manda Venancia”.