El Boletín Oficial del Principado (BOPA) publicó ayer la resolución de la convocatoria de ayudas del programa Leader para el grupo de desarrollo rural del Oriente de Asturias, formado por los concejos de Amieva, Cabrales, Cangas de Onís, Caravia, Llanes, Onís, Parres, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja, Piloña, Ponga, Ribadedeva y Ribadesella. Estará dotado con 2.677.914,35 euros en dos anualidades, que permitirán desarrollar 72 proyectos de entidades privadas, locales y sin ánimo de lucro con una inversión global de 4.149.945,34 euros.

Según explicó ayer el Principado a través de un comunicado, la convocatoria de fondos Leader de desarrollo rural es la de mayor dotación económica de la historia en el Principado. El presupuesto inicial se amplió en 10 millones, hasta alcanzar los 26,4, con los que se financiarán más de 600 proyectos. En el caso de la Asociación para el Desarrollo Rural Integral del Oriente de Asturias, la ampliación de crédito se sitúa en 1.303.837 euros.

Las subvenciones se conceden a través de los once grupos de desarrollo rural, distribuidos a lo largo de la práctica totalidad del territorio de la comunidad autónoma. Anteayer, miércoles, el BOPA también publicó la resolución de las convocatorias de los grupos del Alto Nalón y la Montaña Central y en los próximos días se irá publicando el resto.

Las resoluciones de estas convocatorias se producen con retraso y esta circunstancia ha dado lugar a muchas dificultades para decenas de emprendedores de la zona rural, que aún no han podido recibir las subvenciones correspondientes al ejercicio de 2020.

El atasco burocrático en la consejería de Desarrollo Rural fue el motivo de una demora que durante meses puso a muchos a emprendedores al límite por no recibir un dinero fundamental para materializar sus proyectos y, en algunos casos, hubo abandonos de las iniciativas al no poder continuar con ellas por la falta de liquidez.

“A través de estas ayudas, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader), se da soporte al tejido productivo y social del medio rural y se garantiza la continuidad de la actividad en un sector esencial para el abastecimiento de alimentos a la población”, explicó la Administración autonómica.