Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Antonio García Regidor de Pastos de la Montaña de Covadonga

“Cada vez suben menos reses al puerto; los problemas, un año tras otro, son los mismos y siguen sin resolverse”

“Los pastos están regular: esta vez la temporada no fue buena, hubo frío y heladas y eso influye”

José Antonio García, subiendo el ganado a los Lagos, en una imagen de archivo. | Ángel González

José Antonio García, subiendo el ganado a los Lagos, en una imagen de archivo. | Ángel González

Hace 18 años que José Antonio García, “Toño el de Mestas”, es Regidor de Pastos de la Montaña de Covadonga. Con el comienzo de la temporada de pastos hace balance de cómo cada año hay menos cabezas de ganado que suban al puerto. Asegura que los problemas y las reivindicaciones siguen siendo los mismos de hace más de una década y que tantas dificultades y la ausencia de soluciones por parte de las administraciones a cuestiones como la de los ataques del lobo, hacen que cada vez haya menos gente que quiera dedicarse a la ganadería.

Cada año suben menos reses al puerto.

–Así es, cada vez suben menos animales. Este año, por ejemplo, en lo que respecta a Cangas de Onís, son 128 vacas menos que el año anterior las que suben. Todo era mucho mejor cuando estaba buen tiempo y había alegría. Cuando las cosas van bien hay motivación por ver quién lleva las vacas estéticamente más fuertes, más guapas... Pero eso ya no ocurre aquí hace ya muchos años. Ahora hay poca alegría.

–¿Cuántos animales están esta vez en la Montaña de Covadonga?

–Nosotros tenemos más de seis mil cabezas que suben y unas dos mil hectáreas de pastos aproximadamente. Aunque tendríamos otras tantas pastizables si estuviesen desbrozadas. Pero en ese sentido, tenemos el problema de estar en el Parque Nacional de los Picos de Europa y eso es intocable.

–Dice usted que los problemas son los mismos año tras año y que no se resuelven ni mejora la situación.

–Llevo muchos años como regidor de pastos y los problemas siguen siendo los mismos: el lobo, los matorrales... El problema del matorral es que hay que hacer pequeñas quemas controladas, como se hacían antes, para que esté controlado y no haya grandes incendios. Si se hacen pequeñas quemas controladas se evitan muchos incendios.

–La última caravana de protesta por el lobo tuvo poco apoyo en el Oriente.

–La gente se corta a la hora de hacer grandes manifestaciones porque no es el mejor momento, con la crisis sanitaria que estamos viviendo todos. Pero el lobo sigue siendo la gran preocupación que tenemos todos nosotros. Pero estamos en una situación en que los ganaderos, ahora mismo, están muy desanimados, en una incertidumbre total. Y la situación es muy complicada y me refiero a que no sabemos por qué apostar, aunque hay mucho menos ganado pequeño, ovejas y cabras quedan muy pocas.

–Ovejas y cabras subirán ya también en breve a la montaña.

–Lo harán del 25 de abril al 1 de junio, que sube el bovino. Primero suben las vacas que no tienen cría y después escalonadamente van subiendo las otras. Depende también del tiempo, si viene mal tiempo la gente no las echa para arriba. A partir del 1 de junio ya empezaría el ganado menor, ovejas y cabras.

–¿Cómo están los pastos?.

–La climatología no pilló del todo bien este año. Hubo mucho nordeste, mucho frío, la temporada no fue buena, cayeron bastantes heladas... Estuvo regular y los pastos igual. Lo que se necesita es agua y calor para que funcione todo bien y aquí vino frío. En abril cayeron heladas importantes a última hora y hubo bastante frío y eso influyó.

–¿Hay relevo?¿Gente joven que garantice que se va continuar con la actividad?

–El mayor problema es que hay poca gente que quiera seguir en el sector. Cada vez hay menos actividad, la ganadería va a menos, surgen muchos problemas y cada vez queda menos gente que quiera ser ganadero. Hay muy poco futuro. Ahora quizá se pueda ir incorporando gente nueva poco a poco. En el caso de quien ya tiene tradición familiar, el negocio y la experiencia, sí hay relevo, pero empezar de cero es muy complicado. Mucho.

–La pandemia ha parado también la actividad de las ferias ganaderas

–La actividad en este sector va muy lenta. A mí me parece que a partir del día 9 (de mayo) empezará ya un poco todo. Aunque ya sabemos que lo primero es la salud, pero confíamos en poder ir activando más la actividad, al menos poco a poco.

Compartir el artículo

stats