DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los abuelos cangueses cumplen con la Santina

Residentes en el hogar Beceña-González acudieron a Covadonga a agradecer a la Virgen que el centro siga sin casos de covid

El grupo de abuelos de la residencia de Cangas de Onís que fue a visitar a la Santina de Covadonga | J. M. C.

El grupo de abuelos de la residencia de Cangas de Onís que fue a visitar a la Santina de Covadonga | J. M. C.

Un grupo de residentes del hogar Beceña-González, de Cangas de Onís, acudió al santuario de Covadonga para agradecer a la Santina que no se hubiesen registrado casos de covid-19 en el establecimiento durante todo el largo año de pandemia. “Se la teníamos prometida a los abuelos, si no teníamos casos en la residencia y llegábamos todos juntos al final”, explicó Natalia Blanco, una de las trabajadoras que acompañó a los mayores. “Hubo una misa muy guapa cantada por la Escolanía”, matizó tras cumplirse la promesa en la Santa cueva.

“Pusimos velas por las familias, por las trabajadoras, por las Madres que ya no están y también por las monjas. Después, todos juntos merendamos en la explanada de la Basílica. Sin duda, fue una experiencia inolvidable para los abuelos. ¡Qué caras de alegría y satisfacción!”, añadió Blanco.

Incluso todos los abuelos y abuelas que participaron en la excursión al real sitio fueron posando para las cámaras, en señal de recuerdo, al pie del altar donde se venera a Nuestra Señora de Covadonga, patrona de todos los asturianos y asturianas.

Hasta el verano pasado rigió en el hogar-residencia, localizado en la posesión que antaño se denominaba el Palacio de La Prida o El Palación, la congregación de las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, la cual se hizo cargo el 6 de diciembre de 1978.

Larga historia

De momento, el Patronato de la Fundación Beceña-González, que preside el párroco de Santa María de Cangas de Onís, y cuyo director en funciones es Antonio Cofiño Medina, está gestionando que otra congregación religiosa se haga cargo de la institución.

El hogar-residencia de Cangas de Onís cuenta con una amplísima trayectoria y es uno de los más acreditados de toda la comarca del Oriente, cumpliendo con creces el legado de sus fundadores, Camila Beceña González (nacida en Cangas el 23 de marzo de 1885 y que falleció en la misma ciudad el 6 de marzo de 1981) y su esposo Ramón Gonzalo González de Soto (oriundo de Cuenco, Margolles), muerto el 1 de diciembre de 1966).

En el año 2009 el hogar-residencia de la Fundación Beceña-González fue reconocido como centro acreditado por la Consejería de Bienestar Social y Vivienda.

Desde octubre de 1952 a julio de 1960, administró la institución la Orden de Siervas de María de Anglet, quienes tenían también a su cargo el Colegio de Nuestra Señora de Covadonga, en la Carretera Cañu.

El centro fue sometido a varias reformas y ampliaciones a lo largo de los años, la más reciente entre 2014 y 2015, afectando en esa oportunidad al pabellón oeste y con una inversión cercana al millón de euros.

El equipamiento de Cangas de Onís cuenta en la actualidad con alrededor de un centenar de plazas para personas de la tercera edad, de las que aproximadamente una treintena están en estos momentos concertadas con el Principado de Asturias.

Compartir el artículo

stats