DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En autocaravana y con un año de retraso: así se retoman las bodas en la iglesia de Santa María de Cangas de Onís

Lucía Martínez, bisnieta del constructor del templo, y Daniel Pando contrajeron matrimonio en la localidad canguesa tras dos supensiones por la pandemia

7

Las bodas que vuelven tras el estado de alarma: la primera del año en Cangas de Onís

La nueva normalidad en cuanto a enlaces nupciales llegó este primer sábado tras el levantamiento del estado de alarma a la ciudad de Cangas de Onís, pues, la iglesia parroquial de Santa María fue el escenario elegido por la canguesa Lucía Martínez Arias y el maliayés Daniel Pando de la Vega para darse el preceptivo “sí, quiero” ante familiares e invitados que cumplieron con el protocolo establecido por las autoridades sanitarias, incluso todos hicieron el test de antígenos.  Además, resultó ser la primera boda en ese templo cangués en el presente ejercicio 2021. 

Una de las anécdotas la protagonizó el novio, quien llegó a la iglesia parroquial de Cangas de Onís conduciendo su propia autocaravana clásica Volkswagen, acompañado de su madre, Carmen, que ejerció de madrina. El vehículo levantó expectación entre los invitados –alrededor de setenta-, así como entre algunos turistas y visitantes que estaban por la zona en ese preciso instante, cuando arribó hasta los aledaños del templo. Incluso por allí merodeó un grupo de chicas foráneas, ajenas a la boda, que se encontraban celebrando una despedida de soltera. 

Lucía Martínez entró a la iglesia parroquial de Cangas de Onís del brazo de su padre y también padrino en esta oportunidad, el empresario hostelero Juan Ramón Martínez Fernández, “Juanra, el del Abuelo”; la novia es bisnieta del fallecido constructor Álvaro Fernández del Valle, encargado de ejecutar las obras de la susodicha iglesia de Santa María de la Asunción, una de las más espectaculares, con su impresionante espadaña, de cuantas existen en toda la comunidad autónoma.  

La de hoy ha sido la historia de una boda que se aplazó en otras dos ocasiones, a raíz del confinamiento y el posterior estado de alarma. Estuvo prevista para abril del año pasado; posteriormente, se cambió a mediados de noviembre. Pero, hoy, 15-M, a la tercera, fue la vencida. El enlace fue oficiado por el canónigo de la Real Colegiata de Covadonga y capellán del hospital de Cabueñes, Luis Marino Fernández. La parte musical corrió a cargo del coro Peñasanta-Ramón A. Prada, dirigido por Jesús Miguel Gómez Pellico. El banquete tuvo lugar en la Finca Villa María, en la ciudad canguesa. 

Historia de la iglesia

La iglesia parroquial de Santa María fue inaugurada el 4 de noviembre de 1963, siendo párroco Juan Bautista Fernández Díaz y coadjutor Jaime Fernández Vallina. El proyecto fue realizado por el arquitecto Enrique Rodriguez Bustelo y las obras llevadas a cabo por el constructor Álvaro Fernández del Valle. De la cuantía de 14.709.042, 76 de las antiguas pesetas que costó, el benefactor José González Soto desembolsó 13.313.523, 79 pesetas; en tanto 919.600 pesetas corrieron a cargo de Regiones Devastadas y otras 355.823,50 de donaciones de feligreses. 

Coincidiendo con el 25º aniversario de la inauguración, celebradas el 27 de noviembre de 1988, se llevó a cabo la consagración del templo por el entonces arzobispo Gabino Díaz Merchán. Aún más, se remitió memoria al Vaticano, solicitando el título de basílica para la iglesia de Santa María de Cangas de Onís, pero, hasta la fecha, no hubo respuesta afirmativa. Por otra parte, con motivo de las bodas de oro, el 3 de noviembre de 2013, la santa misa fue predicada por el actual arzobispo Jesús Sanz Montes, acompañado por el vicario general, el cangués Jorge Fernández Sangrador, entre otros.  

                Cangas de Onís, J.M.Carbajal

Compartir el artículo

stats