Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nestlé confía a Sevares la producción de una bebida vegetal para toda Europa

Wunda, elaborada con guisantes, es una alternativa a la leche y se suma a otras fabricaciones exclusivas de la planta de Piloña

Fábrica de Nestlé en Sevares (Piloña). | A. Espina

Fábrica de Nestlé en Sevares (Piloña). | A. Espina

Nestlé, la multinacional suiza de alimentación, ha confiado a su factoría de Sevares (Piloña) la producción en exclusiva para todo el mercado europeo de un nuevo lanzamiento vegetariano consistente en una bebida vegetal elaborada con guisantes amarillos, con sabor neutro, alto contenido proteínico y cuatro variedades. La nueva elaboración, que se comercializa con la marca Wunda, es la primera bebida alternativa a la leche que lanza Nestlé en el mercado internacional.

Para acometer este proyecto, la multinacional invirtió en su fábrica de Sevares 400.000 euros para adaptar los procesos y las líneas de envasado. La elaboración del producto es neutra en emisiones de carbono, dijo ayer la empresa.

Esta nueva línea de producto es la segunda apuesta diversificadora que hace Nestlé en su planta piloñesa en siete meses. El pasado octubre, la compañía confió a la factoría de Sevares dos elaboraciones veganas de nuevo lanzamiento para el mercado internacional y que fueron creadas y desarrolladas por los equipos de investigación de la filial española: Ideal Avena, una base vegana y bio para cocinar salsas y cremas ligeras, y que se elabora con avena integral procedente de agricultura ecológica, y el primer batido vegetal de avena y cacao y sin lactosa para niños, con certificado vegano e ingredientes 100% natural, y que se comercializa con la marca Nesquik Go Vegetal.

La multinacional helvética dijo entonces que las nuevas elaboraciones vegetales son una apuesta prioritaria en las nuevas estrategias del grupo y en sus planes de diversificación y acceso a nuevas categorías.

En julio de 2019, la instalación piloñesa comenzó a recibir y a procesar leche ecológica

decoration

La planta piloñesa, que fue adquirida por Nestlé en 1972, tiene unos 200 trabajadores, se abastece de 45 ganaderías situadas en las cercanías y es el principal centro fabril de la multinacional para la producción de leches líquidas y de crecimiento para niños (cuenta con cuatro líneas de producción), amén de elaborar leche evaporada con la marca Ideal y una línea de fabricación de alimentación infantil en tarritos.

En julio de 2019, la instalación piloñesa comenzó a recibir y a procesar leche ecológica, que le suministran cuatro ganaderías del entorno, y que se destina fundamentalmente a las líneas de producción de leches infantiles.

Nestlé tiene diez fábrica en España con 2.500 empleados, repartidas entre cinco comunidades autónomas, de las cuales dos (el 20%) están en Asturias. Además de la de Sevares, Nestlé cuenta en Gijón con la planta de platos preparados de cocina tradicional Litoral.

La compañía, con sede en Vevey (Suiza), está presente en 187 países, en los que da ocupación a 291.000 empleados. En España se implantó por vez primera en 1905 con una factoría en la Penilla de Cayón (Cantabria).

La filial española facturó el año pasado 2.050 millones con una plantilla media de 4.020 trabajadores. El 57% de su producción se destinó a la exportación. El mayor crecimiento procedió del café, las tabletas de chocolate, los cereales de desayuno, las masas refrigeradas, la marca asturiana Litoral y los productos de alimentación para mascotas.

La multinacional experimentó en el pasado trimestre el mayor crecimiento de los últimos diez años.

Compartir el artículo

stats