El cordobés Miguel Ángel Roldán, diagnosticado de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) desde hace tres años, intentará mañana, lunes, cumplir el reto de subir al Picu Urriellu. Ya en Cabrales para afrontar los preparativos de la expedición, recibió ayer una calurosísima acogida por parte del alcalde, José Sánchez, y de los vecinos de Carreña, que le obsequiaron con un pincheo al mediodía, tras ser recibido por el regidor en su despacho del Ayuntamiento.

Carreña insufla ánimo a Miguel Ángel Roldán

La iniciativa tiene por finalidad dar visibilidad a la enfermedad que padece Roldán, que afrontará el reto acompañado de un equipo que incluye bomberos venidos de Córdoba, algunos efectivos especialistas de montaña de la Guardia Civil, además de escaladores del País Vasco, que también colaborarán en el plan y respaldan el propósito del promotor de esta experiencia, que será retransmitida en directo si las posibilidades tecnológicas y la climatología lo permiten.

Según explicó ayer el Alcalde de Cabrales, que entregó a Roldán una reproducción del Pico Urriellu, la comitiva que acompañará esta aventura está integrada por una treintena de personas, muchas de ellas desplazadas desde Córdoba. La iniciativa está respaldada por la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica, cuyos miembros en Asturias también estuvieron con Roldán en los actos que tuvieron lugar en Carreña.

El regidor ha prestado todo su apoyo a Roldán y ayer destacó que, pese a la dificultad de este reto, es de gran relevancia dar visibilidad a esta enfermedad.

La aventura del ascenso se iniciará el lunes, sobre las once de la mañana, si no hay problemas de mal tiempo. Ayer estaba previsto que Roldán y su equipo llegasen por la tarde a la base de la montaña para pernoctar ya en la zona.