Llanes, patria chica de Juan Merino Antúnez, y sus familiares y compañeros mantienen muy vivo, como se puso de manifiesto ayer, el recuerdo del joven guardia civil de 21 años que en julio de 1985 era asesinado por la banda terrorista ETA, mientras realizaba un servicio rutinario en San Sebastián junto a su compañero Antonio Jesús Trujillo Comino, fallecido en el mismo atentado. La memoria y el sacrificio de Juan Merino fueron reconocidos en un emotivo acto frente al viejo cuartel de Nueva de Llanes.

La placa en su recuerdo. | P. N.

La placa en su recuerdo. | P. N.

El joven asesinado por ETA nació precisamente en una de las habitaciones del edificio, lugar en el que se encontraba destinado su padre, también guardia civil. Juan Merino había heredado la vocación del miembro del instituto armado, ingresando apenas había cumplido la mayoría de edad en la escuela de guardias jóvenes de Valdemoro, en Madrid. Su vida y sus ilusiones, y las de su compañero Trujillo, expiraron acribilladas por los asesinos de ETA.

Durante el acto de ayer se procedió a descubrir una placa honorífica en la fachada del que fue hogar de Juan Merino durante los primeros tres años de su vida. Fueron muchos los vecinos que se acercaron a honrar su recuerdo y a arropar a su madre, Saturnina Antúnez, muy emocionada, y a sus hermanos, José María y Julián.

Lucio Carriles, alcalde de barrio, abrió las intervenciones con unas palabras de agradecimiento a todos los guardias civiles que dieron su vida por el bien común. “Este es un acto sencillo y pequeño, pero que no debe de ser olvidado; siempre tendremos en nuestra memoria a todos esos jóvenes que lo arriesgaron todo en beneficio de los demás”, comentaba Carriles.

Entre los asistentes estuvo el coronel Luis Germán Avilés, jefe interino de la Guardia Civil, que quiso recordar a todos los compañeros de diferentes cuerpos que perecieron en defensa el país. El jefe del Regimiento de Infantería Príncipe número 3, Alfonso Pardo de Santayana, recalcó la hermandad del Ejército y la Guardia Civil. “Dio su vida por sus conciudadanos con solo 21 años”, remarcó el militar sobre Juan Merino. El Ayuntamiento llanisco estuvo representado por su alcalde, Enrique Riestra.