El empresario turístico cangués afincado en Ribadesella Jesús Ángel del Barrio Veneros falleció ayer en el Hospital del Oriente de Asturias, a los 57 años. Muy conocido y apreciado en toda la comarca oriental, fue hasta el año 2004 director del Gran Hotel Pelayo de Covadonga, como antes habían sido sus padres, Ángel –ya fallecido– y Conchita. Después, junto a varios socios, abrió el hotel Ciudad de Cangas de Onís, que gestionó hasta hace unos años.

Jesús del Barrio estaba casado con la riosellana Sonia Arminio, con la que tuvo dos hijas, Natalia y Laura. El funeral será hoy, a las doce del mediodía, en la iglesia parroquial de Ribadesella.