Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pequeños “de última generación” en Colunga

Escolares del concejo forman grupos de investigación sobre robótica y tecnología

Carmen Sánchez, Emma Burillo, Juan Alonso y Maylís Velasco. | Á. F.

Carmen Sánchez, Emma Burillo, Juan Alonso y Maylís Velasco. | Á. F.

Se hacen llamar Real Club Tecnológico de Futuros Inventores y son un grupo de pequeños genios que aspiran a convertirse en auténticos creadores digitales. Su formación comenzó el pasado marzo y está capitaneada por Eulalia Cano, encargada de “fomentar la vocación científica” y acercarles las últimas novedades del mundo de la robótica y la tecnología. Equipos de trabajo de varias edades repartidos entre Colunga, Lastres y Caravia y que ya han conseguido sacar adelante con éxito algunos de sus proyectos, entre ellos un novedoso sensor de temperatura móvil.

Estos talleres tienen como objetivo “transferir el conocimiento”, tal como explica su responsable Eulalia Cano, aportando desarrollo a las zonas locales “con innovación tecnológica y social”, dando la oportunidad a los más pequeños de dedicarse, si así lo quieren, al mundo del futuro desde su pueblo natal. “Queremos que aquí también se haga lo que ya se hace en la gran ciudad”, comenta Cano sobre esta iniciativa que lucha por salvar la brecha digital y buscar la igualdad de oportunidades. Por eso piden una buena conexión a internet en zonas rurales y la renovación de equipos informáticos que les permitan inventar, “prototipar y producir aquí”.

Álex López, Bianca Alonso, Nicolás Navarro, Newen González y Noa Barro, junto a Eulalia Cano.

Con un talento desbordante entre sus alumnos de los centros de varios concejos de la comarca que participan en el proyecto, la robótica o la inteligencia artificial se abren paso para “permitirles desarrollar aquí su proyecto de vida, innovando y generando riqueza a través de empresas de cualquier sector que consigan ser competitivas tecnológicamente”. Para ello se hace imprescindible el fomento de las denominadas habilidades STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas en sus siglas en inglés), que en estas sesiones se unen además a diferentes disciplinas artísticas.

Este proyecto, nacido en la Universidad Politécnica de Catalunya, colabora ahora con el Medialab de la Universidad de Oviedo, con el que pretenden replicar su último diseño: un sensor de CO2, esto es, un medidor de la calidad del aire, para los colegios de la zona.

Esta iniciativa confía en ser pronto considerada como una parte más del horario lectivo por sus amplias aplicaciones en cualquiera de las materias cursadas.

Marcos Álvarez, Javier Gancedo y Manuel Margolles, en videoconferencia con Álex Ávila.

Marcos Álvarez, Javier Gancedo y Manuel Margolles, en videoconferencia con Álex Ávila.

Eulalia Cano, formada en Liderazgo en Innovación por el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), señala que aplicando metodologías innovadoras en el aula, estas, a las que llaman “sesiones semilla”, están repletas “de curiosas ocurrencias y cuestiones”. “Los inventores de siete a diez años se plantean crear próximamente una pulsera de actividad impresa en 3D. Es mejor enseñarles de una manera abierta y global”, comenta su responsable, defensora del movimiento ‘maker’ y la robótica didáctica.

Quiere que sus alumnos se familiaricen pronto con los materiales, las conexiones y el producto, “que comprendan desde la base y aprendan a identificar estas innovaciones en la vida diaria, que sepan, por ejemplo, cómo funciona un sensor de aparcamiento”.

Con trece años los alumnos más aventajados de esta iniciativa diseñan incluso sus primeras pantallas dentro del mundo del “gaming”. Disponen de la ayuda de un joven referente: Álex Ávila, conectado por videollamada desde Barcelona para el seguimiento de sus progresos. Se plantean, además, colaborar en la impresión 3D de un tapón selectivo para las trampas de velutinas, un prototipo desarrollado en la Universidad de Oviedo que quieren reimprimir y repartir por sus concejos para comprobar su efectividad.

Compartir el artículo

stats