Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ambiente de terror en Ribadedeva: “He tenido que marcharme lejos”

Las amenazas del presunto autor de varios robos y del incendio de coches, de nuevo en libertad, enrarecen la convivencia

Estado en el que quedaron los vehículos incendiados. | Sepa

Estado en el que quedaron los vehículos incendiados. | Sepa

Ribadedeva no gana para sustos después de que fuese puesto en libertad y regresase al municipio un joven que cumplía condena en la prisión de Asturias por varios atracos a mano armada. A este joven se le responsabiliza del robo de hasta cuatro vehículos en la localidad, dos en grado de tentativa, y uno de ellos una furgoneta que fue encontrada en Madrid el viernes de la semana pasada. En la comunidad madrileña, siempre según fuentes de la Guardia Civil, fue detenido hasta en dos ocasiones por llevarse otros tanto vehículos, uno de ellos una motocicleta a la que llegó a prender fuego para borrar sus huellas.

El caso es que las fuerzas de seguridad madrileñas le dejaron en libertad y aunque fue arrestado de nuevo por agentes de la Guardia Civil de Llanes y pasó a disposición del Juzgado, quedó de nuevo libre, dada la escasa entidad de los delitos que se le imputan, esto es, robo de uso de vehículo a motor y daños.

La querencia por el fuego de este joven la conocen más que de sobra los vecinos de Colombres. Y es que también se le imputa el incendio de tres vehículos (dos quedaron completamente destrozados y un tercero sufrió daños leves) registrado hace dos fines de semana en una de las calles de la localidad. El fuego obligó a la intervención urgente de los Bomberos. Y es que las explosiones del combustible de los vehículos amenazaban con extender las llamas a las viviendas cercanas. El incendio –del que se difundió un vídeo en las redes sociales– causó un gran conmoción en la pequeña localidad, y aunque fue detenida una persona en relación a estos hechos, al parecer el presunto responsable del incendio sería el autor de los robos antes reseñados.

En el pequeño municipio de Ribadedeva se ha instalado un clima de terror. “Hay vecinos que no se atreven a salir de casa y yo he tenido que marcharme lejos donde no pueda encontrarme”, aseguró ayer un joven que dice haber sido amenazado por el supuesto autor de estos delitos, que pretende extorsionarle.

“La gente no se explica cómo es posible que le hayan dejado en libertad después de hacer lo que hizo”, añadió. “Acaba de salir de prisión, donde estaba cumpliendo una condena de trece años de cárcel por tres atracos, uno en grado de tentativa”, añadió la misma persona, que se ha refugiado en un hotel lejos de la región.

La situación se ha complicado tanto que el alcalde de Ribadedeva, Jesús Manuel Bordás, llegó a solicitar a la Delegada del Gobierno, Delia Losa, la celebración de una Junta Local de Seguridad para tratar las medidas que deben aplicarse para solucionar los problemas de convivencia que se están generando en este concejo del Oriente asturiano. “Se ha visto a agentes patrullar con metralleta por el concejo, algo que nunca se había visto”, indicó el vecino que ha tenido que poner tierra de por medio. El ambiente no puede estar más tenso.

Compartir el artículo

stats