Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación quiere recuperar en septiembre el uso educativo de toda la escuela de Poo

La directora general de Planificación e Infraestructuras “tiende la mano” al alcalde llanisco: “Solo queremos solucionar el problema”

Por la izquierda, Jesús María González, Juan Ramón Sierra, María Sierra, Daniel Fernández y Lydia Espina. | M. V.

Por la izquierda, Jesús María González, Juan Ramón Sierra, María Sierra, Daniel Fernández y Lydia Espina. | M. V.

La directora general de Planificación e Infraestructuras Educativas, Lydia Espina, manifestó ayer en Poo (Llanes) que la única intención del Principado es “solucionar el problema” de la escuela de la localidad para que se restablezca el uso educativo del edificio y los escolares dispongan de “todo” el espacio del edificio.

En este sentido se mostró abierta al diálogo con el Ayuntamiento. “Tendemos la mano a la alcaldía para gestionar lo que sea necesario, siempre y cuando podamos recuperar el uso y en septiembre estén aquí los niños y niñas”, comentó.

La situación de la escuela de Poo viene suscitada porque en parte del edificio se construyó un centro de artesanía, durante el mandato local socialista de Antonio Trevín, y no consta en ningún lado la desafectación del edificio para otros usos que no sea el educativo, por lo que el colegio reclama la disposición de todas las instalaciones para el centro.

La directora general evitó entrar a valorar por qué durante los años que se mantuvo abierto el centro de artesanía no se reclamó ese uso. “Lo importante es dar soluciones y me consta que esta comunidad educativa lleva años luchando por este espacio. Debemos ponernos de acuerdo con la Alcaldía en favor de los niños”, aseguró.

Lydia Espina apostó por poner en valor el proyecto educativo de la escuela de Poo. “Es la clave de la educación, no otros temas que deberían dejarse de lado”, aseguró. Abogó por emplear el espacio existente para el colegio puesto que consta como uso educativo: “Solo queremos solucionar el problema. No nos consta que haya una desafectación y si quieren solucionar el problema, revertimos el uso y en septiembre los niños y niñas lo tendrán disponible”. Y manifestó su total apoyo a la dirección del colegio. Espina aseguró que en varias ocasiones trató de ponerse en contacto con el actual alcalde de Llanes, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), sin obtener respuesta.

En cuanto al aula de la primera planta –la única homologada por Industria para impartir talleres de empleo, según la versión del alcalde Riestra–, Espina dijo que los talleres de empleo son cosa del Ayuntamiento pero que el edificio es para uso educativo. “De momento el centro nos plantea utilizar el aula de arriba para los alumnos de tercero a sexto y ahí no hay que hacer ningún tipo de inversión”, afirmó.

Por su parte, el director del centro, Daniel Fernández, indicó que, durante una reunión con el alcalde de Llanes el pasado lunes, donde le pidió el compromiso de restablecer los espacios educativos antes de septiembre, la respuesta fue que “se va a estudiar”. “Es simplemente una cuestión de querer entenderse”, agregó el director educativo.

Por su parte, Riestra manifestó el lunes que conocía la visita de ayer “como padre desde el viernes, y de forma informal por el director del centro”, pero que nadie le había convocado oficialmente. “Me parece interesante reflexionar sobre esto”, comentó no obstante.

Más de 119.000 euros en Llanes en mejoras de instalaciones de enseñanza

La directora general de Planificación e Infraestructuras Educativas, Lydia Espina, anunció ayer diversas inversiones en el colegio de Posada de Llanes y en el instituto de la capital llanisca.

Aseguró que desde 2019 son ya más de 119.000 euros los que se han invertido en infraestructuras educativas en el concejo llanisco.

Tras la reunión en la escuela de Poo, visitó el colegio Valdellera, de Posada, donde se va a realizar una inversión de 48.000 euros para el cambio parcial de las ventanas tras una petición del centro educativo. Y anunció que van a sacar a contratación la redacción de un proyecto de accesibilidad para mejorar accesos, por valor de unos 4.500 euros. “Mejoraremos la rampa y el ascensor, entre otras cosas”, comentó.

Su última parada de ayer fue en el instituto de Llanes, como uno de los centros que está visitando por la región y han tenido problemas con la semipresencialidad exigida por las medidas de seguridad sanitaria, impuestas durante el curso por la pandemia. Indicó que en el instituto hay dos inversiones pendientes de llevar a cabo porque habían quedado desiertas en la licitación. Una es el acceso al edificio técnico y los aseos accesibles, según explicó la directora general de Planificación e Infraestructuras.

Entre ambas actuaciones, la Consejería invertirá en el centro llanisco unos 48.000 euros. “Hay otras necesidades que trataremos de abordar para el año que viene, aunque no todo corresponde a la Consejería. Hay una parte de mantenimiento que compete a los ayuntamientos”, aclaró Lydia Espina.

Compartir el artículo

stats