Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Picos dan la bienvenida a una nueva hembra de quebrantahuesos

La incorporación de Alba en el Parque Nacional pretende impulsar la recuperación de la especie

Los técnicos colocan a Alba el dispositivo de seguimiento. |M. V.

Los técnicos colocan a Alba el dispositivo de seguimiento. |M. V.

Alba, la nueva quebrantahuesos cedida por el Gobierno aragonés para la reintroducción de la especie en los Picos de Europa, ya está en el Parque Nacional. Llegó ayer a Asturias desde Aragón, y después de Aurora, Dries, Hanna y Lucia, Alba es la quinta hembra que llega al Principado con este fin: lograr una reproducción en el macizo asturiano que haga viable de nuevo la especie. Alba acaba de llegar con cien días de vida y se aclimatará en la plataforma de preliberación durante un mes.

Ayer le colocaron el dispositivo de seguimiento satelital y, el veterinario, Juan Manuel Blanco, le hizo un completo chequeo, con extracción de muestras, para comprobar que todo estaba en orden. “Son animales que se ceden al proyecto compartido con el Parque Nacional y que desarrolla la fundación desde hace ya 13 años”, explicó Gerardo Báguena, director de la Fundación por la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ). Con ella ya son treinta los animales asentados en el Parque Nacional desde que soltaron al primero en 2010 . Todos vuelan sobre las tres comunidades que integran el espacio protegido, y a ellos se suman otros que llegaron desde los Pirineos, de forma natural, y que se van quedado en la Cordillera Cantábrica, al encontrarse con ejemplares de su misma especie .

“Les llamamos satélites. Acortan el periodo de reproducción y precipitan nuevas reproducciones, que es lo que perseguimos, que la población crezca de manera autónoma”, comento Báguena, justo en el momento en que uno de los tres localizados, al que llaman “Carmelo”, sobrevolaba la zona.

Estos animales son de reproducción tardía, pero se pueden formar de dos a tres parejas en unos meses. “Hay dos territorios formados por cuatro animales que son perfectamente capaces de sacar adelante la reproducción. La esperanza es que el próximo invierno empiecen a construir nido y saltemos de una a tres parejas”, comentó. El objetivo es conseguir cincuenta quebrantahuesos, con cinco o seis parejas reproductoras.

Los Picos de Europa ofrecen la mayor supervivencia conocida de esta especie de Europa. “Sobreviven más del 93 por ciento de los animales liberados, es un dato excelente, porque han logrado criar en libertad de manera autónoma ”, dijo Báguena.

El director del Parque en Asturias, Rodrigo Suárez Robledano, se mostró satisfecho de los resultados. “Estamos completando lo que fue la biodiversidad de este Parque Nacional”, señaló, a la vez que destacó la colaboración entre el Gobierno de Aragón y las tres comunidades del Parque Nacional.

Los técnicos colocan a Alba el dispositivo de seguimiento. |M. V. María VILLORIA

Compartir el artículo

stats