Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Claveles rojos para La Magdalena

El bando llanisco celebró su “día grande” sin la tradicional procesión, pero con actos religiosos y un homenaje al antiguo párroco Luis Díaz

11

Los fieles de la Magdalena, de Llanes, cumplieron con su clavel rojo María Villoria

La pandemia marcó la fiesta por segundo año consecutivo, pero los claveles rojos inundaron ayer de sentimiento la basílica de Llanes. Es la flor distintiva del bando de La Magdalena y sus seguidores celebraron ayer el “día grande” del festejo. Prendidos en camisas, blusas, americanas e incluso en los trajes de aldeana y porruano, que también estuvieron presentes, tiñeron de color una jornada “agridulce” para los devotos de la Santa, que, por segundo año, no pudieron celebrar la procesión.

El bando, ya había anunciado a principios del mes que ante la imposibilidad de realizar el recorrido procesional descartaba organizar otro tipo de actos, por lo que sólo habría celebraciones religiosas.

El presidente del bando, Rafael Romero, indicó que el día de ayer era un poco diferente, al no tener nada que ver con la celebración antes de que llegase la pandemia.

Aún así las ganas de honrar con solemnidad a la Santa no faltaron y todos aspiran a que el año que viene vuelva todo a la normalidad.

“Es un sentimiento un poco agridulce. Ayer sin hoguera y hoy sin la procesión... No ha podido ser este año”, dijo Fe Santoveña, que no dudó en lucir el traje típico en el día de su fiesta. Como ella, varias decenas de mujeres, niños y hombres acudieron a la basílica ataviados con el traje de aldeana y porruano, como muestra de la fecha importante que se celebraba ayer.

Una aldeana observa la imagen de La Magdalena. | M. V.

El amor por María Magdalena es internacional. Harvey D’Souza, natural de la India, lucía también el clavel rojo. Iba prendido en un traje típico del norte de la India, su país de origen. Llamaba la atención. Casado en Llanes con Felicia López de Saro, Harvey sigue la tradición de su esposa, al igual que sus hijos: Javier, Félix y Sofía Magdalena.

Hubo misas a las once, a las doce y a las siete y media de la tarde. El aforo permitido por la situación sanitaria dentro del templo se completó en las tres. En la eucaristía de mediodía, los seguidores de Santa María Magdalena tenían una sorpresa preparada al finalizar: homenajearon al que fue párroco de Llanes durante muchos años, Luis Díaz, que recibió sorprendido y agradecido el inesperado reconocimiento. El presidente del bando, Rafael Romero, dedicó unas palabras al sacerdote como agradecimiento a “su dedicación a la gente de Llanes”. A sus 90 años, Luis Díaz recogió de manos de la junta directiva del bando un cuadro con la imagen de la Santa.

Harvey D’Souza, Felicia López de Saro y sus hijos, Javier, Félix y Sofía Magdalena, ayer, ante la basílica. | M. Villoria

Recordó con cariño su etapa como párroco, y destacó que él siempre trató de que los bandos de las fiestas “se llevaran bien, sin enfadarse”. Tuvo unas palabras para el coro, al que agradeció su dedicación. Finalmente, pidió la protección de la Santa para todos. “Como vosotros os referís a ella: Bendita Magdalena, que siga protegiéndonos”, dijo el sacerdote.

La celebración religiosa fue presidida por Florentino Hoyos, párroco de Llanes, y concelebrada por Luis Díaz y Carlos Martínez. El día 29, como acto final, se oficiará una misa, a las ocho de la tarde, también en la Basílica llanisca.

Compartir el artículo

stats