Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Celorio reniega del covid

“Ni es justo ni atiende a la realidad que se nos relacione con el virus”, afirman los vecinos tras los positivos “puntuales” del campamento

Carlos Llorente (a la derecha) y Rubén Balmori, ayer, en un comercio de Celorio. | M. V.

Carlos Llorente (a la derecha) y Rubén Balmori, ayer, en un comercio de Celorio. | M. V.

La salud en la localidad llanisca de Celorio está a prueba de bomba. Tras el cierre de un campamento de niños, el pasado fin de semana, por un brote de coronavirus que tuvo una repercusión mediática nacional, la localidad sigue su día a día normal, con los vecinos convencidos de que fue un “hecho aislado” y de que “en el pueblo no hay contagios”.

El polémico campamento de inglés, integrado por niños de diferentes lugares de España, dejó al menos 17 positivos, entre monitores y asistentes, y un reguero de críticas y denuncias de los padres, que acusan a la organización de “falta de control”. La mayoría de los vecinos aseguran que lo ocurrido no ha manchado la imagen de Celorio, pero está claro que ninguno quiere que el nombre del pueblo y el del virus se relacionen, porque “no es justo ni atiende a la realidad”.

“Me han preguntado telefónicamente por la situación en general, pero si he tenido alguna cancelación ha sido por otros motivos”, explica un vecino que tiene un hotel y prefiere no dar su nombre.

Seni Martínez, en su negocio. | M. V.

En el caso de Maria Jesús Vega del Campo, el brote del campamen to sí le provocó varias cancelaciones en sus apartamentos Mariaje. “Tuvimos entre 8 y 10 cancelaciones, porque la gente llamaba al ver la noticia en todos los medios de comunicación. Pero hay que especificar que el pueblo no tuvo ningún contagio”, apuntó.

Carmen González, dependienta del supermercado Salgay, asegura que el hecho no había influido en el negocio, pero que la asociación del nombre de Celorio con el coronavirus no es “buena imagen”.

“Se nota menos gente que otros veranos, en general, pero no por este motivo. En cuanto se conocieron los positivos, los niños no volvieron a salir por aquí“, señaló.

María Jesús Vega, ayer, en Celorio. | M. V.

Celorio sigue, como si nada, con su vida normal, puesto que el movimiento de personas varía más por el mal tiempo que por ninguna otra razón, al ser su playa una de las más visitadas del concejo de Llanes. “No ha afectado negativamente a Celorio, es más el mal tiempo que otra cosa”, dijo Carlos Llorente, del supermercado Peñamesada, que coindice con la oponión de Pedro Sotres, del Bar Cantábrico.

Los vecinos consultados se muestran orgullosos de la nula incidencia del virus en la localidad por el momento, al no haber contagios entre los vecinos. “Nos cuidamos mucho”, comenta una lugareña satisfecha.

“Creo que asociar el nombre de Celorio al coronavirus a la larga no es bueno. Sí se nota que había cientos de niños del campamento y quque ya no los hay”, comentó Seni Martínez, del quiosco La Rotonda”, para quien “ahora no está afectando el mal tiempo”. Mientras, recibía a clientes con chubasqueros y paraguas.

Compartir el artículo

stats