Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buscan a una gata desaparecida tras sufrir un accidente de tráfico en Llanes

La autocaravana que ocupaban dos turistas franceses, su bebé y el animal cayó por un barranco, pero milagrosamente no hubo heridos

Sole Jiménez señala el lugar por donde se precipitó la autocaravana. | R. D.

Sole Jiménez señala el lugar por donde se precipitó la autocaravana. | R. D.

Misión: encontrar a “Ayra”. Voluntarios movilizados por la ONG Instinto Animal llevan varios días buscando sin descanso a una gata que desapareció tras un accidente de tráfico registrado en Llanes, que acabó milagrosamente sin daños personales. El siniestro ocurrió el pasado miércoles, cuando unos turistas franceses, a bordo de una autocaravana, se precipitaron por un barranco en el acceso a la playa de Ballota, entre las localidades de Cue y Andrín, en Llanes. Los ocupantes, el matrimonio formado por Marion Lemarchand y Baptiste Sibé, su bebé y la gata “Ayra”, salvaron milagrosamente la vida porque un árbol frenó la caída del vehículo, evitando que rodara decenas de metros ladera abajo.

El vehículo siniestrado. | Rep. R. D.

Nadie resultó herido, ni siquiera el animal, que, preso del pánico, escapó. Los turistas regresaron al día siguiente a buscar a su gata, pero no la hallaron, y al tener que regresar a Burdeos, donde residen, pidieron ayuda a Instinto Animal. Rápidamente se organizó la búsqueda, que incluyó llamamientos en las redes sociales y la colocación de carteles. Sin resultados.

La gata “Ayra”. | Rep. R. D.

Desde Francia, han enviado fotografías de la gata y audios llamándola así como sonidos del bebé, al que el animal cuidaba con mimo, con la esperanza de que los escuche y aparezca. Sole Jiménez, tesorera de Instinto Animal, ha colocado comida en el lugar del accidente. Confía en que el hambre haga que la gata aparezca. La búsqueda resulta muy complicada porque el animal se adentró en una zona muy boscosa y abrupta. La ONG tiene como principal labor concienciar a la sociedad contra el maltrato animal.

Compartir el artículo

stats