Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parres, Ribadesella y Cangas piden un debate “sosegado” sobre la sostenibilidad del Sella

Los concejos dudan de su capacidad para implantar una tasa a las empresas a cambio de la asunción municipal de la limpieza del río

Turistas en el Sella, la semana pasada, a la altura de Toraño, donde se realizan paradas con las canoas. | M. V.

Los municipios por los que discurre el descenso turístico del Sella (Cangas de Onís, Parres y Ribadesella) no tienen claro que tengan competencias para la recogida de basura en el río, ni para establecer ningún tipo de tasa al respecto. Quieren abordar la situación en conjunto, no sólo la limpieza. Así lo señalaron ayer los alcaldes de los tres concejos, preguntados acerca del planteamiento de los propios empresarios de las actividades recreativas de que las administraciones locales pudieran hacerse cargo de la limpieza en la orilla a cambio del pago de una tasa por su parte.

Los tres alcaldes –José Manuel González de Castro (Cangas de Onís), Ribadesella (Ramón Canal), y Parres, Emilio García Longo– coinciden en la necesidad de abordar el asunto de la masificación del río de forma conjunta. Todos insisten además en que debe irse a una ordenación del uso del Sella para garantizar su sostenibilidad, pues el río soporta en las semanas más fuertes del verano una enorme afluencia navegando por su cauce en las embarcaciones recreativas.

El debate se ha abierto este verano tras trascender un vídeo viral en el que se mostraba la gran cantidad de basura en el río, atribuida a la gran cantidad de turismo en esta época. Sin responsabilizar a las empresas sino a los “comportamientos incívicos”, los alcaldes reclaman un análisis sosegado y con todas las partes implicadas.

Emilo García Longo, alcalde de Parres, insistió ayer en la necesidad de dialogar “sosegadamente” entre todas las partes y trabajar “con la mejor predisposición” para solucionar una situación que va más allá de quién recoge la basura. “Centrar el debate en quién recoge la basura es simplificarlo mucho. No sería bueno que muriéramos de éxito, por eso hay que hacer una reflexión seria para ofrecer una actividad de calidad y respetuosa con el Medio Ambiente”, comentó, a la vez que puntualizó que los Ayuntamientos son los que menos competencias tienen, recordando que la implicación de los municipios en el asunto “está fuera de toda duda”.

Por su parte, Ramón Canal, también cuestionó las competencias municipales en la limpieza y apuntó a la necesidad de regular no sólo las canoas, sino también otras actividades.

“Llegó el momento en el que hay que sentarse y regular no sólo las canoas, también el surf en las playas o las motos de agua que del muelle de Ribadesella, donde se ve gente en medio del paseo Princesa Letizia cambiándose”.

También puntualizó que no se trata de quién tiene que limpiar el río sino “de no ensuciarlo”. Canal cuestionó que nadie vea si alguien lleva en el descenso botellas de bebidas alcohólicas. “No me creo que vayan con cajas de sidra en la canoa y no se entere nadie”, dijo.

Por su parte el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, indicó que “debe haber una reunión y una coordinación de todas las partes implicadas”.

Compartir el artículo

stats