Más de 1.800 kilos de queso de las variedades de Gamonéu, Cabrales, Beyos, Quesucos de Liébana y Bejes Tresviso se pusieron a la venta ayer en Cangas de Onís durante la celebración de la octogésima edición del Concurso Exposición de Quesos de los Picos de Europa. El gamonéu del puerto alcanzó un récord histórico vendiéndose a 47 euros el kilo, el precio más alto de la historia. Eso no fue impedimento alguno para que los 305 kilos expuestos entre las tres queserías participantes prácticamente desaparecieran antes de la entrega de premios.

Autoridades y galardonados en el certamen.

La quesería Gumartini, de Cangas de Onís, de la elaboradora Covadonga Fernández, se alzó con el primer premio de la valorada variedad, seguida por la quesería Enrique Remis y la de Uberdón de José Luis Alonso.

Uno de los stands.

Uno de los stands.

La jornada atrajo a un numerosísimo público que abarrotó las carpas instaladas y toda la ciudad. “La venta fue buena, en un momento se despachó el queso, la gente estaba deseosa de comprar queso del puerto”, dijo Covadonga Fernández, que reconoció el precio récord alcanzado por el producto. “Para los que vendemos es un poco barato, pero para los que compran está bien pagado”, señaló.

Uno de los puestos de venta de miel.

Uno de los puestos de venta de miel.

La variedad de gamonéu del valle se vendió a 30 euros el kilo. Los once elaboradores participantes reunieron cerca de 800 kilos. Se llevó el primer premio la quesería Priena. La quesería L’Arbeyal y Vega Ceñal lograron el segundo y tercer premio, respectivamente.

El queso de Cabrales estuvo representado por siete elaboradores, con 275 kilogramos en total y se vendió a 37 euros el kilo. Las queserías ganadoras de esta especialidad fueron Los Puertos, que se llevó el primer premio, Valfrío (segundo) y Ángel Díaz Herrera (tercero).

La incertidumbre de si se celebrarían o no los certámenes este año, unida al buen verano de ventas redujo, en algunos casos, la disposición de quesos para el certamen, aunque todos los elaboradores querían estar presentes y no fallaron a un cita que dejó buen sabor de boca.

La quesería La Collada se llevó el primer premio del queso de Los Beyos, seguida por la quesería Picu’l Sella. En Quesucos de Liébana la quesería Peña Sagra se alzó con el primer premio. En la variedad Bejes-Tresviso la primera distinción fue para La Brañuca, la segunda para Río Corvera y el tercero para Andara.

Una de las expositoras, cortando queso.

Una de las expositoras, cortando queso.

En el acto, el Ayuntamiento de Cangas de Onís rindió homenaje a título póstumo al que fuera durante años miembro del jurado del certamen, Dionisio Cifuentes. Sus hijos, Ana , Antonio y Dionisio recogieron una placa conmemorativa de manos del alcalde, José Manuel González. También Juan Sobrecueva, de la Cofradía del Gamonéu, les entregó un recuerdo.

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Gamonéu tuvo stand propio y realizó diferentes actividades. El asesor gastronómico Lluis Nel Estrada fue el encargado de dirigir las catas comentadas, una actividad que tuvo la colaboración de las DOP vino de Cangas y de la Sidra de Asturias. Diseñó unos carteles alusivos al queso para que la gente se pudiera hacer selfis.

También ayer se celebraba la trigésimo cuarta Feria de la Miel, que reunió a ocho productores que vendieron a nueve euros el kilo. El primer premio de esta cita recayó en Manuel Allende Nieda.

En los actos estuvieron presentes varios alcaldes y diputados de la zona, la directora de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Begoña López y el presidente de la Junta, Marcelino Marcos Líndez.