Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unanimidad en Ribadesella para limitar el desarrollo residencial en el futuro plan urbanístico

El concejo plantea controlar la edificación si no hay dotación adecuada de servicios, ante la sobrecarga que estos ya registran en verano

Vista de Ribadesella. P. M.

La oposición riosellana está de acuerdo con la disminución de la superficie edificable del concejo que se plasmará en el documento del futuro Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Este criterio, que coincide con el del gobierno local, se basa en que se pone de relieve que no es posible apostar por una edificabilidad muy elevada sin que el desarrollo de más viviendas o zonas residenciales lleven aparejado un incremento de la dotación para la prestación de los servicios municipales.

Ribadesella es uno de los municipios de la comarca oriental de Asturias que multiplica exponencialmente su población en verano y, aún contando con servicios reforzados, no da abasto para cubrir todas las necesidades que genera la llegada de turismo y residentes en época estival. Realiza ya un importante esfuerzo económico puesto que los presupuestos municipales van en función de la población habitual del concejo y con lo que se dispone en las cuentas locales se intenta atender igualmente todas las necesidades.

Los grupos municipales expresaron su posición favorable a la reducción de la edificabilidad del plan tras la reunión mantenida por el alcalde, Ramón Canal, la semana pasada con el Principado para abordar ya la posibilidad de avanzar en un consenso con el Gobierno autonómico acerca de la reducción de la superficie edificable en la zona del entorno del campo de fútbol, donde se llegó a contemplar un importante desarrollo de viviendas. El regidor indicó tras la reunión lo inconveniente de saturar de viviendas Ribadesella sin antes tener una dotación de servicios suficiente.

El portavoz del Partido Popular, Paulo García, valoró positivamente la reducción de la edificabilidad, apuntando también a que lo que demandan los constructores son pequeños edificios y no “macrourbanizaciones” como la que se proyectaba en el área señalada. “En verano quintuplicamos la población y haría falta más dotación de servicios y también económica”, comentó. La portavoz de Foro, María José Bode, recordó que el ejemplo de la necesidad de reforzar los servicios se vio claramente el pasado verano. A falta de conocer el detalle las condiciones en que se va a realizar la disminución prevista de edificabilidad, considera necesario solucionarla dotación de servicios. “No damos abasto ya con lo que tenemos ahora. Asuntos como la recogida de basura o el agua tienen que reforzarse. Si seguimos con los mismos servicios y el mismo presupuesto no lo damos”, explicó. “No podemos empezar la casa por el tejado, antes hay que garantizar los servicios”, dijo el portavoz de Pueblu, Ricardo Cangas.

El propio alcalde, Ramón Canal, reconoció durante el último verano que el aumento de población en época estival requeriría también de varios millones de euros más en los presupuestos para poder dar servicios en Ribadesella.

Compartir el artículo

stats