Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

García Blanco reivindica en Arriondas el vínculo entre la castaña y la cultura asturiana

El pregonero del certamen parragués evoca la relevancia que históricamente ha tenido el fruto

El pregonero, Saúl García Blanco, a la izquierda, recibiendo ayer del alcalde, Emilio García Longo, una placa conmemorativa.

Parres arrancó este fin de semana con un intenso programa de actividades en torno al XXX Certamen de la Castaña y los productos dela Huerta que continuará el próximo. El acto del pregón concentró ayer, sábado, a numeroso público en la plaza Venancio Pando, de Arriondas. Corrió a cargo del profesor universitario de Educación Física, Saúl García Blanco, con una dilatada experiencia nacional e internacional, y que tuvo, en primer lugar, un recuerdo para todos los “paisanos” fallecidos a consecuencia de la pandemia.

García Blanco destacó en su intervención ante los parragueses la importancia del castaño y la castaña históricamente, siendo unas de las palabras “más ricas en significados de la lengua española”. El pregonero puso unos ejemplos haciendo un repaso por la gran cantidad de expresiones en las que se utiliza el vocablo. Entre otras mencionó las de mayor uso coloquial: “sacar las castañas del fuego”, “pasar de castaño oscuro” o “tiene más de 30 castañas”.

Subrayó asimismo la relevancia del fruto como base de la alimentación de Europa en el siglo XVI y su presencia indispensable en la actualidad, como elemento “delicatessen” en los restaurantes de alta cocina. No faltaron tampoco los recuerdos de la infancia cuando “nuestra abuela nos ofrecía les castañes calentines ya pelaes con un vasín de leche”. Hubo evocaciones a momentos como ese, una imagen que cualquiera puede guardar en la memoria.

El pregonero incluso apuntó alguna curiosidad o detalle no conocido por todos, como que las castañas eran un punto de unión con la isla de La Palma, donde a primeros de noviembre también celebran tradicionalmente la fiesta de la Castaña. “Ellos cambian la sidra por un buen vino para acompañar las castañas templaditas y en vez de la gaita tocan la caracola que llaman bucio”, ilustró.

Su intervención concluyó con un “Viva Arriondas y la Palma y Viva la Castaña”, arrancando los aplausos del público presente en la plaza.

Tras el pregón comenzaron los Encuentros Corales de la Castaña, en los que participaron el coro joven de Gijón, el coro Cantos Rodados y la Coral Polifónica de Arriondas.

Hoy, domingo, las gaitas llenarán las calles de Arriondas con la celebración del VI Encuentro de Bandas de Gaitas de La Castaña, a las 13.00 horas, en el que participarán Reina del Truébano (Navia), Llariegu (La Vega de Sariego), Candás y Camín de Fierro (Proaza).

Compartir el artículo

stats