Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Víctor Fernández Salinas Catedrático de Geografía Humana y miembro de Icomos, organización asociada a la Unesco

“El paisaje cultural de los Picos de Europa lo tiene todo para ser Patrimonio Mundial”

“Asturias debe mirar más hacia sus magníficos espacios naturales y reconocerlos, eso es lo que la Unesco está privilegiando ahora”

Víctor Fernández Salinas. | LNE

Víctor Fernández Salinas es catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla y ha sido director general del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), organización internacional no gubernamental asociada a la Unesco de la que sigue siendo miembro y que se encarga de asesorar en materias como el Patrimonio Mundial.

–La sidra va a ser la próxima candidata de España para entrar en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. ¿Qué le parece?

–Me alegro mucho y me parece una gran noticia para el sector y para Asturias.

–¿Hay otros elementos de la región susceptibles de ser reconocidos por la Unesco?

–Hay que tener claro que una cosa es la lista en la que puede entrar la sidra y otra el Patrimonio Mundial, donde ya figuran el Prerrománico o el Camino de Santiago. Asturias es una región muy competitiva en lo que se refiere a paisajes culturales. Los Picos de Europa suponen un magnífico ejemplo de lo que le digo. Además de ser un escenario natural extraordinario, se ha desarrollado como un paisaje cultural de primer orden, con tradiciones y leyendas.

–¿Tendrían posibilidades los Picos de Europa de ser reconocidos por la Unesco si se plantea una candidatura?

–Creo que sí, que tendría un hueco para entrar en las nuevas categorías que la Unesco está privilegiando en estos momentos. Diría que lo tiene todo.

–¿Habría otros paisajes asturianos con posibilidades?

–Sí. El de los castros, por ejemplo, que podría impulsarse a través de una candidatura conjunta con la Xunta de Galicia. También el de los vaqueiros de alzada. Cascos históricos como los del Principado, como el de Oviedo o el de Avilés, hay cientos. Asturias debe ser realista y competir con lo que tiene de excepcional, que son los paisajes. No hay más que fijarse en el logotipo turístico que tanto éxito ha tenido y que es una mirada al paisaje desde el arte Prerrománico. Asturias debería mirar más sus paisajes y reconocerlos adecuadamente. Desde luego, lograr que la Unesco los incluya como Patrimonio Mundial requeriría menos esfuerzo, por así decirlo, que otras iniciativas.

–Oviedo pretende de nuevo que se declare Patrimonio de la Humanidad su centro histórico. ¿Le ve posibilidades?

–Oviedo es una ciudad que me encanta y a la que le tengo mucho cariño, pero hay que ser realistas. Una ampliación del Prerrománico sería complicada y cascos históricos como el suyo hay muchos, miremos solo hacia Italia y nos daremos cuenta de ello. Es más, sería complicado que en España se aceptara esa candidatura. Cada cual debe aprovechar sus oportunidades y las de Asturias están en sus paisajes culturales, poco representados, además, en la lista de la Unesco.

Compartir el artículo

stats