Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alcaldes, a favor de que los Picos sean Patrimonio Mundial si protege a los pastores

Los concejos subrayan la gran promoción que supondría el reconocimiento de la Unesco, pero alertan de que no aceptarán más restricciones

Una vista de Sotres, en Cabrales. | Luisma Murias

Los alcaldes de la comarca de los Picos de Europa ven con buenos ojos que el espacio protegido pueda ser declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, por lo mucho que supondría de promoción para la zona. Eso sí, alertan de que, llegado el caso, una parte “fundamental” de la candidatura tendría que centrarse en “la defensa del “patrimonio humano y de los pueblos”, garantizando que no se les cause ningún perjuicio.

Los regidores reaccionan así a la entrevista que LA NUEVA ESPAÑA publicó ayer con Víctor Fernández Salinas, exdirector del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) y miembro de la organización vinculada a la Unesco, en la que asegura que “el paisaje cultural de los Picos de Europa lo tiene todo para ser Patrimonio Mundial”. El Senado ya aprobó en 2019 por unanimidad una propuesta del PP para que el Gobierno impulse la candidatura.

El alcalde de Cabrales, José Sánchez Díaz (PSOE), valoró favorablemente la iniciativa, aunque advirtió del “riesgo de quedarse sin patrimonio alguno” al “estar desapareciendo los cuidadores históricos del territorio”. En el concejo ya conocen la transcendencia de una distinción así, pues cuenta con ella la cueva de La Covaciella. “El Parque Nacional de los Picos de Europa no sería lo que es sin los pastores , los ganaderos y los pueblos que lo integran. Son los que han cuidado del territorio desde siempre y deben ser tenidos en cuenta en todo lo que se haga”, añadió José Sánchez.

En el mismo sentido se manifestó el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, quien recordó que el PP ya planteó la propuesta hace años. Entiende que una nueva candidatura debería “ir de la mano de una mejor gestión y del verdadero patrimonio: los pastores y ganaderos, porque ellos son los verdaderos valedores del espacio protegido y los que han modelado el paisaje desde siempre”.

Por su lado, el alcalde de Onís, el socialista José Manuel Abeledo, se mostró más escéptico y algo “saturado de títulos y nominaciones” para el espacio protegido. Quiere “hechos que permitan trabajar a la gente de la zona, puesto que las leyes que se dictan obligan a abandonar la actividad y hacen desaparecer los pueblos”. “Desde que en 1918 nos dieran el primer título de parque nacional, solo han llegado restricciones y precariedad a los pueblos, obligando a los habitantes a abandonarlos y a buscar un futuro mejor en otros lugares”, comentó Abeledo.

José Manuel Fernández, alcalde de Peñamellera Baja por el PP, se mostró a favor de cualquier medida que fomente la promoción de los Picos, incluida la catalogación como Patrimonio Mundial, siempre que no lleve asociadas “más medidas restrictivas que perjudiquen a la población más cercana”. “Hay medidas que pueden ser interesantes para Asturias o para Madrid, pero no para los lugareños. En ningún caso se debería hacer nada que les dejara desprotegidos o con más limitaciones”, indicó el regidor.

El alcalde de Peñamellera Alta, Roque Llamazares (Foro), por su parte, explicó que “el verdadero patrimonio de los Picos son lo pastores y tendríamos que conservarlo”. “El ecosistema que tenemos es gracias a ellos”, afirmó.

Compartir el artículo

stats