Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Arriondas se concentran para pedir soluciones inmediatas a las inundaciones

Un momento de la manifestación

Unas doscientas personas se concentraron este martes por la mañana en la plaza Venancio Pando de Arriondas (Parres) para reclamar soluciones a los problemas de inundaciones que padece la localidad ribereña desde hace años. Tras las últimas riadas se decidieron a salir a expresar su hartazgo públicamente. Era la primera vez que se concentraban por un motivo que “nos condiciona la vida”.

Los vecinos, que se concentraron a través de una convocatoria espontánea por redes sociales, llevaron carteles en los que se podía leer “Basta ya, no podemos más”; “El barro en el río, no en mi grifo” u “Once años sin limpiar”. “Había un sentir en el pueblo y ganas de hacerse oír y es lo que ha pasado hoy. Ha subido el río y los vecinos han vuelto a pasar miedo. La gente está cansada y tiene muchos motivos”, dijo Maria Lorente, vecina de Arriondas.

Se mostraron “hartos” de ver cómo se anuncian una y otra vez las obras y la cuantía del proyecto para controlar las avenidas de los ríos Sella, Piloña y Chico, pero desconocen “qué está pasando, ni en qué momento nos encontramos”. A los vecinos de Arriondas se unió un grupo de vecinos de Triongu (Cangas de Onís), una localidad que sabe bien lo que es padecer las crecidas del Sella y que está ubicada a tan solo dos kilómetros de la capital parraguesa. Pidieron “sentido común” a las administraciones para actuar contra las avenidas y prevenirlas. Reclamaron la necesidad de realizar limpiezas en el río y de que las administraciones “dejen de poner trabas para hacerlo”. El alcalde de barrio de Triongu, Ángel Martínez explicó que existen muchas “trabas a la hora de actuar para limpiar el río. Hay que hacer algo, no simplemente decir que no. Si hay que quitar un árbol estamos dispuestos a plantar cinco”, indicó.

Compartir el artículo

stats