El alcalde de Piloña, Iván Allende, visitó ayer a Alicia Otero, vecina de la parroquia de Pintueles que el pasado miércoles cumplió 100 años y es, en palabras del regidor, “un ejemplo del legado que nos dejó su generación y que debemos recordar siempre el valor que tiene”. Allende, acompañado por el presidente de la junta vecinal de Pintueles, Genaro Alonso, entregó un ramo de flores y una réplica de la escultura de “L’Ablanera” a Otero. Los tres dedicaron la mañana a recordar anécdotas de la historia del concejo. La homenajeada se mostró “muy contenta” por las múltiples felicitaciones.