Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una moción del gobierno llanisco reclama la dimisión de dos ediles socialistas

El equipo de gobierno de Llanes votó ayer en el Pleno a favor de una moción presentada por Vecinos por Llanes en la que pedían la dimisión de dos ediles socialistas por manifestarse públicamente a favor de “actos delictivos lesivos para las arcas públicas llaniscas”.

Esta moción hacía referencia a los comentarios de los concejales en una publicación de la alcaldesa de barrio de Posada, Mónica Salas, en una red social, donde daba su apoyo a el exedil socialista Emilio Carrera tras ser condenado por malversación.

La moción aprobada ayer en Llanes también solicitaba que Salas se “retracte y pida disculpas por su defensa de la conducta delictiva”. Se pidió asimismo que se aclare si “su representante” en Posada conocía “como apunta en su escrito de los delitos cometidos por Carrera”. La moción, que estima que se ha cometido “apología del delito”, se remitirá a los grupos políticos del Parlamento asturiano para que conozcan “estos hechos bochornosos”.

El portavoz del PP, Lucio Carriles, condicionó el voto a que los ediles reconocieran su error, algo que no pasó, al tiempo que indicó que el alcalde, Enrique Riestra, debería haber pedido explicaciones a Salas en su día. En sentido similar se manifestó la edil Marián García de La Llana. El portavoz socialista, Óscar Torre, tildó la moción de “oportunista”, y de buscar “confundir a la opinión pública y entrometerse en la libertad de expresión”.

Compartir el artículo

stats