Tres caballos que se escaparon de una finca en la localidad de Celorio, en el concejo de Llanes, terminaron muertos después de ser arrollados por el tren en la mañana de este domingo. Se trata de un caballo, una yegua y un potro. Los caballo se habían metido inicialmente en la Autovía del Cantábrico sin que fuesen alcanzados por los vehículos que transitaban por la A-8.