El Gobierno regional ha iniciado las obras en la traída de aguas del concejo que afectarán a las localidades de La Franca y Boquerizo. Los trabajos incluirán la sustitución de los tramos de tubería de fibrocemento que aún existen en las conducciones de ambas localidades. El importe de las actuaciones ascenderá a 45.000 euros.

La antigüedad y “deterioro” de las tuberías estaba ocasionando diversas averías y su renovación persigue acabar con los problemas que se estaban generando.

En el caso de La Franca se renovarán 130 metros de la conducción que abastece al barrio del Pontigu, además de las acometidas de las viviendas.

En el caso de Boquerizo, serán 225 metros en dos tramos. En ambos casos las conducciones de fibrocemento serán cambiadas por tuberías de polietileno, con el objetivo de mejorar el servicio de agua a los vecinos.