Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado y Llanes pactarán las normas urbanísticas hasta que se apruebe el PGO

El gobierno local celebra una medida que busca dar “seguridad jurídica”, aunque la formación del Alcalde advierte que no tolerará injerencias

Una vista general de la villa de Llanes.

El Gobierno regional anunció ayer que destinará 36.000 euros a la redacción de unas normas urbanísticas provisionales para el concejo de Llanes, que estarán vigente hasta que el Plan General de Ordenación (PGO) del concejo esté aprobado y que tendrán un alcance “más limitado” que el previsto para el citado plan.

La inversión fue aprobada ayer por Consejo de Gobierno del Principado. Fuentes de la administración autonómica explican que se trata de una medida “consensuada” con el ayuntamiento llanisco y que “dará un marco de seguridad jurídica y cubrirá las necesidades a corto plazo en la materia”.

Al estar sin planeamiento urbanístico, Llanes se rige en la actualidad por una normativa de la década de los ochenta del pasado siglo que “causa disfunciones e incertidumbre”, según una nota hecha pública ayer por el Principado.

La reacciones en Llanes no se hicieron esperar. Por un lado, el Ayuntamiento emitió un comunicado en el que se reconocía que la decisión había sido tomada consensuadamente entre el Principado y el Consistorio, y que Llanes continúa trabajando simultáneamente en la redacción del PGO. También se califica de “muy positivo” el ambiente de “colaboración y cooperación” en el que trabajan los técnicos de ambas administraciones desde el pasado mes de junio para dar mayor “seguridad jurídica” a la tramitación del documento, que tendrá que volver a ser aprobado inicialmente tras haber sido anulada por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (Cuota) la aprobación inicial realizada por el municipio en 2019.

Nada que ver la postura oficial del Ayuntamiento con la nota hecha pública por VecinosxLlanes, formación a la que pertenece el Alcalde, cuestionando abiertamente la medida anunciada ayer por el Ejecutivo regional. El equipo de Gobierno llanisco está integrado por VecinosxLlanes, lista que encabezó el alcalde del concejo, Enrique Riestra, el PP y tres concejales no adscritos.

“Impulso”

Una de las ediles no adscritas, la teniente de alcalde y concejal de Urbanismo Marián García de la Llana, calificó de “buena noticia para Llanes” el impulso de las normas subsidiarias. Aseguró que la medida anunciada ayer es fruto del trabajo de “colaboración” que llevan a cabo las dos administraciones y recordó que fue algo que ya pidieron desde Llanes hace seis años.

“Llevamos seis años esperando a que suceda esto. Lo pedimos en 2016 al Principado, cuando estábamos empezando a redactarlo. Dará seguridad jurídica a los técnicos mientras se aprueba el plan. Ganaremos en tiempo y eficacia”, señaló. De la Llana indicó también que la colaboración con la Cuota es “plena y absoluta” y confirmó que todo esto se hace con el objetivo de “trabajar por las necesidades del municipio. Es la colaboración de ambas partes lo que ha propiciado el acuerdo. Las normas provisionales se redactarán en colaboración con el Ayuntamiento y basadas en el plan que tenemos”, aseveró.

VecinosxLlanes emitió un comunicado valorando de forma muy distinta el impulso a las normas provisionales. Así, advierten de que no “tolerarán” que las competencias municipales sean vulneradas, ni asumidas por quienes “hasta ahora han puesto trabas para impedir la aprobación del plan en tiempo y forma”.

Aseguran los de Riestra que el Gobierno autonómico “no puede vulnerar la potestad” de que el urbanismo del concejo se rija por el plan que le entregarán “en breve” al Principado. Y advierten que la tramitación de las nuevas normas podría demorarse “más incluso que la aprobación del PGO”, por lo que entienden que “no resolverá durante el tiempo que resta para que el plan esté aprobado”.

También insta al Principado VecinosxLlanes a agilizar los trámites e informes preceptivos para que se pueda dar la aprobación inicial del Plan General de Ordenación. “Los llaniscos queremos nuestro plan y no más demoras injustificadas , ni que se vulneren nuestras competencias ni el derecho a decidir”, recoge el comunicado.

En la aprobación inicial del PGO, que luego fue anulada por la falta de tramitación simultánea del catálogo urbanístico, se recogieron unas 1.400 alegaciones.

El concejo lleva diez años sin Plan General, tras varias anulaciones

Todo lo acaecido en Llanes en torno al urbanismo a través de los últimos años lo convierte en la gran asignatura pendiente del concejo. Tres planeamientos aprobados por el Ayuntamiento en anteriores mandatos, durante gobiernos socialistas, fueron anulados por los tribunales, por lo que en la actualidad el concejo tiene que regirse por las normas urbanísticas regionales en el medio rural, que datan de la década de los ochenta del pasado siglo, y por las normas estatales. En un cuarto caso, los tribunales anularon ya el mismo proceso de adjudicación, al haberse adjudicado a quien no presentó la mejor oferta. En los otros tres casos fue al haberse conculcado el derecho de participación ciudadana. Llanes es el único municipio asturiano que no se rige por unas normas urbanísticas propias y un caso único en España. Incluso se llegó a sopesar intervenir el Ayuntamiento para encargarse de la elaboración de las nuevas normas urbanísticas, una idea que también pidió la Confederación Asturiana de la Construcción. Desde que cambió el Gobierno llanisco, el nuevo equipo se puso a trabajar en el impulso de un nuevo planeamiento en 2016. Llegó a aprobarlo inicialmente en 2019, pero la medida fue anulada al no haberse tramitado simultáneamente el catálogo urbanístico, algo que se considera que invalidaba el documento. Se habían recogido 1.400 alegaciones. Llanes alegó la decisión regional, exponiendo casos de otros municipios que aprobaron el planeamiento sin el catálogo. Tras un año con este debate, el equipo de Gobierno desistió para dar seguridad jurídica a la tramitación del documento. Ahora, la tramitación para una nueva aprobación inicial está avanzada. El pasado mes de junio, Ayuntamiento y Principado acordaron trabajar conjuntamente en la tramitación del Plan General.

Compartir el artículo

stats