Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exsecretaria municipal de Ponga: “Avisé de que lo que aprobaban era ilegal”

“Se hacía lo que quería Vega, todo pasaba por él”, dice la técnica en el juicio a los exalcaldes

Cándido Vega, Ángel Collado, Víctor Ibáñez y Mercedes Traviesa, en la vista de este viernes. | Luis Vega

El juicio por prevaricación contra los exalcaldes de Ponga Cándido Vega y Mercedes Traviesa, así como los concejales, también de Foro Asturias, Ángel Collado y Víctor Ibáñez, se inició finalmente este viernes después de que la magistrada ponente Mireia Ros de San Pedro diese lectura al auto por el que se rechazan todas las peticiones de nulidad de las defensas.

Abrió el fuego Cándido Vega, quien aseguró, como ya indicó a LA NUEVA ESPAÑA hace una semana, que “la secretaria/ interventora no puso reparos a los decretos” que autorizaban el pago de su defensa y de dos palistas en el juicio celebrado en 2012 por delito contra el medio ambiente, en el que resultó, por otro lado, condenado. Estaba “obligado”, dijo, a cumplir la decisión del Pleno de pagar la defensa jurídica. “En el Pleno, la secretaria no nos dijo nada de que fuese ilegal, a posteriori hizo un informe de reparo. No me opuse a la anulación de los pagos, tal como pedía el Principado”, indicó Vega, que se enfrenta a cinco años de prisión.

Los concejales Ángel Collado y Víctor Ibáñez aseguraron que votaban “lo que les decía el Alcalde”, del que se fiaban en todo momento, sin ser informados de los asuntos. Como Vega, una vez que supieron que lo que habían acordado era ilegal, trataron de anular la decisión. Mercedes Traviesa, concejal entonces, y solo acusada por el Ayuntamiento, también indicó lo mismo. Se la acusa de haber estado en una Junta de Gobierno que aprobó un decreto para cargar al Ayuntamiento el pago a los abogados. Si estuvo, que no lo tiene claro, fue como “invitada”. También declararon, entre otros, la alcaldesa pongueta y la testigo clave, la exsecretaria municipales S. J. M., quien aseguró: “Avisé de que lo que estaban aprobando era ilegal”. A preguntas del fiscal, la exsecretaria –a la que amenazaron incluso con un expediente– aseguró que “la forma de gestión de Vega era personalista, se hacía lo que él quería y todo pasaba por sus manos”. El juicio concluye este martes con los informes de las partes.

Compartir el artículo

stats