Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adjudicada tras siete años de bloqueo la obra del cuartel de la Guardia Civil de Arriondas

El alcalde de Parres celebra que tras diversas complicaciones se haya logrado impulsar al fin el proyecto, que previsiblemente se iniciará en junio

Edificio del Ayuntamiento de Parres. LNE

Tras siete años de gestiones que sufrieron distintas complicaciones finalmente el nuevo cuartel de la Guardia Civil de Arriondas (Parres) será una realidad este año. Las obras, adjudicadas en 259.181 euros, comenzarán en junio y se ejecutarán en cuatro meses.

Se trata de la adecuación de un bajo de 200 metros cuadrados con tres plazas de garaje en un edificio de viviendas sociales ubicado en la zona conocida como Arriondas Norte. El alcalde de Parres, Emilio García Longo, mostró ayer su satisfacción por el desbloqueo del proyecto.

“Por fin se adjudicó la obra civil, se solucionó un problema que había con la dirección técnica, estamos tramitando aquí la licencia de obra para que puedan comenzar ya”, dijo el regidor parragués, que avanzó que la previsión es que sea junio el mes de inicio.

El nuevo acuartelamiento contará, entre otras dependencias, con vestíbulo, sala de espera, un cuarto de puertas con armario blindado, despachos, vestuarios, sala de reuniones, una oficina de diligencias y otra para asistencia a mujeres y menores, archivo y aseos. Tendrá capacidad para albergar a los titulares de una relación de puestos de trabajo que incluyen un sargento, un cabo y doce guardias.

El procedimiento se dilató en el tiempo más de lo previsto debido a diferentes reveses. El Ayuntamiento parragués inició la cesión del espacio para su adecuación al Ministerio del Interior por cinco años en 2014, un plazo que se cumplió y se tuvo que prorrogar por dos años más.

En 2016 se firmó el convenio entre el Ministerio y el Ayuntamiento para dar paso al proceso de licitación. La obra se llegó a licitar en dos ocasiones que terminaron en renuncia por parte de las empresas adjudicatarias. Finalmente, superados todos los obstáculos, las obras se han vuelto a adjudicar, con un incremento del valor de las mismas que ronda los 100.000 euros, debido a la adaptación a la evolución de los precios y a la situación actual.

García Longo destacó la importancia de que Parres disponga del nuevo acuartelamiento tanto por los ciudadanos como por los propios profesionales que realizan su trabajo en la actualidad en unas dependencias en las que no gozan de las condiciones óptimas para el desempeño de sus funciones.

“Llevamos con este proyecto mucho tiempo. Es una buena noticia. Un servicio tan necesario requiere de una infraestructura de calidad tanto para el ciudadano como para los propios agentes. Es un servicio esencial para la comunidad”, dijo el alcalde de Parres.

Compartir el artículo

stats