Las autocaravanas que visiten Ribadesella este verano tendrán un aparcamiento específico para ellas. Las obras de acondicionamiento de la parcela del antiguo autocine, en la zona de Los Porqueros, comenzaron esta semana y se prevé que estén listas para el mes de junio. Dispondrá de los servicios necesarios como agua, luz y punto de recogida de aguas negras.

El equipo de gobierno local cumplirá así con su objetivo de trasladar al nuevo área el estacionamiento de este tipo de vehículos, que utilizaban hasta ahora la zona bajo el cementerio, en las inmediaciones de la estación de tren, y las parcelas que conforman el parking disuasorio que se ultima en ese lugar. Así, este último pasará a ser de uso exclusivo para turismos, con capacidad para más de 300, cuando se instalen galibos en los accesos y se culmine el acondicionamiento del nuevo área de autocaravanas.

La parcela del antiguo autocine, que tendrá capacidad para un centenar de autocaravanas ya dispone de servicios y enlaza a pocos metros con la carretera nacional 632, que a su vez conecta con la autovía del Cantábrico. “Estamos acondicionando lo que ya había, el saneamiento para las evacuaciones de las autocaravanas, el agua y pondremos focos con suministro fotovoltaico, aprovechando que la senda de San Pedro ya dispone de ello”, dijo el concejal de Obras y Turismo, José Luis Díaz.

Ante el inminente inicio de la temporada alta, su uso será gratuito, en las mismas condiciones que se hacía hasta ahora en la zona del cementerio y la estación de tren, aunque posteriormente el equipo de gobierno estudiará distintas posibilidades para su futura gestión.

“Tratamos de impulsar un parking de autocaravanas digno y en condiciones y se verá luego si hacer una licitación, alquiler... Las autocaravanas son una realidad que vino para quedarse y tenemos es que ordenar esa forma de visitarnos”. afirmó Díaz. El Ayuntamiento tiene prevista la instalación de señalización desde todas las entradas de Ribadesella con indicaciones claras de la ubicación de la nueva zona.

El edil explicó que, una vez habilitado el espacio de Los Porqueros y finalizado el parking disuasorio, se estudiará la eliminación del punto de servicios con seis plazas de autocaravanas existente bajo el cementerio. Una de las posibilidades que se contempla y que se analiza junto a la Policía local, según indicó el concejal, es habilitar allí alguna plaza para autobuses.